Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.
electric-channel-2Eventualmente los combustibles fósiles se acabarán en algún momento. Para ese entonces tendremos que haber ya salido con alguna solución porque el planeta no se puede detener y ya mientras encontramos una nueva solución energética. Ésta se encuentra por el momento en la energía eléctrica, pero claro, aún los aparatos que la usan no tienen la eficiencia de los motores de combustión interna, por ejemplo. Sin embargo, se hacen mejoras contínuamente y poco a poco veremos nuevas tecnologías, más limpias, que utilizan como fuente fundamental la electricidad.

Ya se ven interesantes esfuerzos. Por ejemplo, un avión eléctrico ha cruzado el Canal de la Mancha por primera vez. El viernes pasado el Grupo Airbus anunció que reclamaban el premio por volar de Lydd, Kent a Calais, en Francia. Sin embargo, salió a la luz que una nave eléctrica antes había logrado la hazaña con 12 horas de anticipación, usando un avión eléctrico bautizado como Cri-Cri. Habrá que esperar finalmente a quién le dan el registro histórico pero quizás lo más importante es que ya hay aviones eléctricos que pueden cubrir distancias que poco a poco irán a ser cada vez más largas.

Cabe recordar que el primer vuelo a través del Canal lo logró Louis Blériot XI, el 25 de julio de 1909. Los intentos de la semana pasada, pero ahora en la modalidad eléctrica, nos hacen pensar en esos primeros días de la aviación. Hay un premio de hecho, que otorga el diario inglés Daily News, de mil libras (1500 dólares), a la primera nave eléctrica que cruce el Canal.

Por supuesto que esta cifra es meramente simbólica si pensamos que Airbus gastó unos 22 millones de dólares en este esfuerzo. Además, si consideramos que ya hay aviones de energía solar que han circunnavegado la Tierra, pues ésta parece una hazaña menor. Como sea, se espera que para el 2030 se puedan tener aviones para 100 pasajeros, con tecnología híbrida, que den servicio.

Curiosamente, un competidor, Pipistrel, una compañía de Eslovenia, abandonó sus esfuerzos de hacer un avión eléctrico cuando Siemens, el fabricante del motor eléctrico del avión, se negó a permitir que su motor volara sobre el agua. Esto dejó el campo abierto al E-fan de Airbus. El 10 de julio salió del aeropuerto de Lydd con el piloto de pruebas Didier esteyne y voló los 74 kms a Calais en 36 minutos a una altitud de 3500 pies. El avión de dos plazas, de 6.7 metros de largo y con una envergadura del ala de 9.5 metros, parece un avión de juguete. Tiene dos motores eléctricos que están cargados con baterías de 250V de polímero de litio-ion.

El E-fan aterrizó en Calais alrededor de bastante atención mediática, pero de las felicitaciones llegaron a la confusión cuando Associated Press anunció que Hugues Duval había salido de Dover en su avión Cri-Cri y había aterrizado en Calais unas doce horas antes, el 9 de julio para ser precisos. Con una envergadura de apenas 4.9 metros y dos motores eléctricos, el Cri-Cri voló a 105 kmh-hora. Logró el viaje en unos 17 minutos. De acuerdo con AP, el vuelo de Duval fue más corto porque la nave de Airbus dio algunas vueltas en círculos antes de aterrizar mientras que un helicóptero hacía un monitoreo visual de seguridad.

Una diferencia entre los vuelos podría ser el factor técnico que definiera al ganador. Duval no tenía permiso para salir de Dover, por lo que la nave fue remolcada por un avión convencional al inicio. Esta ayuda podría poner el récord de Duval en riesgo.

“No estamos preocupados”, dijo el vocero de Airbus, Jeremy Graves. “Su registro no contará porque entendemos que se ayudó de otra aeronave. Aplaudimos al intrépido piloto de todas maneras, aunque falta conocer todos los detalles”.

Una pequeña hazaña quizás, pero no deja de ser emocionante.

Referencias:

GizMag

AirBus Group

 

Desde la Red…
Comentarios