Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

audi-lunar00Google lleva ya un tiempo en el desarrollo de uno de sus más interesantes concursos: mandar un carrito a la Luna para que envíe fotografías y recorra el terreno. Es un concurso que pretende llevar con éxito una sonda en la Luna para el 2017 cerca de donde alunizó precisamente, la nave Apolo 17. La empresa Audi, curiosamente, se ha interesado en la idea y ha decidido proveer de expertos técnicos en la construcción del carrito/robot que eventualmente serás llevado a la superficie de nuestro satélite natural.

En la ronda final del concurso hay 16 equipos que vienen de los siguientes países: Brasil, Canadá, Chile Hungría, Japón, Israel, talia, Malasia y los Estados Unidos. El premio de este concurso es de unos 30 millones de dólares, los cuales servirán para contratar a empresas de la iniciativa privada y que puedan construir, lanzar y hacer aterrizar en la superficie lunar un carrito para diciembre del 2017 a más tardar. El robot motorizado deberá recorrer al menos 500 metros y enviar imágenes de alta definición.

Los ingenieros de Part-Time Scientists han desarrollado un carrito de aluminio, muy poco pesado, que ya ha ganado dos premios del jurado de este concurso. El vehículo trabaja con motores eléctricos, que reciben su energía de baterías de litio-ion, que se cargan con paneles solares. Este carrito, que ha sido probado en los Alpes Astriacos y en Tenerife, y se predice una velocidad máxima de 3.6 kms/hora en la superficie rugosa de la Luna. Al frente del carrito hay cámaras estereoscópicas y una cámara científica.

Audi ha tomado parte en este proyecto dando su expertez en el tema a través de su estudio de diseño del concepto Audi, que incluye la aplicación de la tecnología para cuatro ruedas y que además, tienen amplia experiencia en construcciones ligeras, movilidad eléctrica y manejo de este tipo de carros robóticos. La compañía dice que ayudará en probar el equipo y en asegurar su calidad.

El carrito lunar, llamado ahora “Audi lunar quattro”, se espera que sea lanzado en algún momento del 2017 y se busca que alunice en la parte norte del ecuador lunar, cerca de la misión Apolo 17, de 1972. Curiosamente, dicha nave no podría acercarse a la zona de donde quedaron los restos del Apolo 17, porque es un área protegida.

“El concepto de una misión, financiada de forma privada a la Luna, es fascinante”, dice Luca de Meo, miembro de Audi. “Se requieren ideas innovadoras con gente que las apoye. Queremos mandar una señal de nuestro compromiso con Part-Time Scientists y motivar a otros socios a contribuir con sus conocimientos en esta empresa”.
Referencias:

Audi 
GizMag 

Desde la Red…
Comentarios