Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un grupo de astrónomos encontraron 72 eventos muy brillantes y muy rápidos y aún se debaten las posibles explicaciones de los mismos con respecto a su origen. Miika Pursiainen, de la Universidad de Southampton presentará a principios de abril los nuevos resultados en la Semana Europea de Astronomía y Ciencia Espacial.

Los científicos hallaron estos eventos en los datos del Programa de estudio Supernova sobre Energía Oscura (DES-SN). Esto es parte de un esfuerzo global para tratar de entender qué es realmente la energía oscura, un componente que parece estar incidiendo en la aceleración en la expansión del Universo. DES-SN usa una gran cámara en un telescopio de 4 metros en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, en los andes chilenos. El trabajo busca realmente a las supernovas, que son la explosión de estrellas masivas al final de sus vidas. Una explosión de esta naturaleza puede ser tan brillante como toda la galaxia, la cual está hecha de cientos de miles de millones de estrellas.

Pursiainen y sus colaboradores hallaron el mayor número de estos eventos rápidos a la fecha. Incluso para este tipo de fenómenos, hay características que los hacen peculiares: mientras tienen un brillo máximo similar para diferentes tipos de supernovas, son visibles por menos tiempo, de una semana a un mes. En contraste una explosión de supernova puede observarse incluso por meses.

Los eventos observados parecen ser calientes, con temperaturas que van de los 10 mil a los 30 mil grados Celsius, y son de un tamaño que es muchos cientos de veces la distancia de la Tierra al Sol (la cual es de 150 millones de kilómetros). También parecen expandirse y enfriarse mientras va pasando el tiempo, como bien se esperaría de un evento explosivo de una supernova.

Estas son las naves espaciales humanas que están más lejos de la Tierra

Hay sin embargo un debate sobre el origen de estas explosiones, Un posible escenario es que la estrella tiene mucho material antes de que exista la explosión de la supernova y que, en casos extremos, podría ser envuelta totalmente por mucha materia. La supernova por s{í misma puede entonces calentar el material alrededor a muy altas temperaturas. En este caso los astrónomos ven una nube caliente en lugar de ver a la estrella explotar. Sin embargo, para confirmar o desechar esta hipótesis, se necesitan más datos.

Pursianen comenta: “El trabajo DES-SN nos ayuda a entender la energía oscura, la cual no está explicada. Este estudio también revela más eventos no explicados antes. Y si nada de esto suena importante, también hay que decir que nuestro trabajo confirma que la astrofísica y la cosmología son ciencias con muchas preguntas sin responder”

Comentarios