Aquaservo

La tecnología actual es en muchos sentidos sorprendente. Podemos, por ejemplo, ir a un concierto y aunque estemos muy alejados de quienes lo ejecutan, muchas veces nos ponen pantallas gigantes que nos muestran a los que están en el escenario mejor que si estuviésemos en primera fila. También hemos visto pantallas ultraluminosas que pueden medir decenas de metros para hacer un gigantesco mosaico de leds que muestran imágenes de televisión o de las cámaras que estén en un evento masivo, de forma por demás fantástica. Por eso, la idea de hacer pantallas gigantes para presentar imágenes suena tan atractiva, pero más si se trata de un panel que despliega letreros hechos con: ¡Agua!

Los creadores de esta idea la definen como poner una imagen, un logotipo, una palabra, etcétera, con agua que cae. Para que el efecto tenga sentido, es evidente que ‘la pantalla’ es una serie de mangueras en serie que echan chorros de agua a tiempos muy precisos y cantidades exactas, además, al caer, el agua debe estar en un ambiente que ilumine de alguna manera las gotas para dar la ilusión de ser palabras o imágenes lo que vemos.

La idea comercialmente tiene su nicho. La empresa Aquagraphics, por ejemplo, sugiere el uso de su sistema para el lanzamiento de productos, presencia de marcas o stands de exhibición (nunca he visto nada así en ninguna conferencia o feria de cómputo, por ejemplo). Además, esta idea puede ponerse en eventos y exhibiciones, fiestas particulares, estrenos de películas, centros comerciales, las recepciones de los hoteles o los aeropuertos.

Hay, de hecho, varios tamaños de pantalla: Una mide 3.2 metros por 1.2 metros y se requiere de 26 conectores de corriente doméstica. También hay de 1.2 metros por 2.5 metros con 0.8 metros de profundidad. Debido a que es un sistema computarizado, se puede desplegar cualquier imagen (que se convierte a dos posibles tonos). Así se puede desplegar cualquier figura que se deseé. No es de sorprenderse el saber que hay más empresas que se dedican a esto, como TricolorIndia o Arcstreamav, en donde estas dos últimas también ofrecen espectáculos mediáticos usando rayos láser

¿Pero cómo funciona? Sólo podemos especular porque este tipo de empresa no dirá su secreto pues de eso pretende vivir. Sin embargo, no puede ser muy difícil cómo hacer estas pantallas de agua. Mi impresión es que de entrada tienen una serie de mangueras con agua, que lanzan chorros como si fuesen gotas de una impresora de inyección de tinta (nada más que en cantidades mucho mayores). Suena a que funciona de manera similar. Desde luego que hay una computadora con un programa que ve una imagen y la va escaneando de abajo hacia arriba (porque por ejemplo, para poner una letra, tiene que poner la parte de abajo primero (pues es la que cae por la fuerza de gravedad).

La cosa, desde luego, tiene más ciencia. Debe tener unos convertidores analógicos digitales que le indiquen a las mangueras en qué momento deben echar agua y el programa que va a desplegar la imagen o texto debe indicarle a cada manguera si echa o no agua (digamos que esto sería básicamente el manejador (driver), de un sistema de esta naturaleza, como si se tratara, repito, de una impresora de inyección de tinta. Controlar un número de mangueras en tiempo real para que echen agua en cantidades y tiempos precisos no parece ser un problema complicado de resolver con la tecnología que tenemos.

El esquema me parece por sí mismo ingenioso, además de que es muy atractivo y, de hecho, pienso que lo es más que la Estela de Luz (‘La Suavicrema’), ese carísimo monumento al bicentenario que llegó a nuestro México un año tarde, pero esa es otra historia.

En el mientras, disfruten de lo que se puede hacer con el agua:

También de las posibilidades que ofrecen estos medios interactivos:

 

Referencias: AquagraphicsArcStreamav TricolorIndia.

Enlaces Patrocinados
Comentarios