Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

sad-troll

Científicos de la Universidad de Cornell han desarrollado método capaz de detectar y bloquear en tiempo real a los trolls del mundo virtual con una efectividad del 80%. Un avance que podría marcar la seguridad y la interacción social como la conocemos hasta ahora.

Los trolls son el azote de muchos un sitio de Internet. Estas son personas que deliberadamente se involucran en conductas antisociales, colocando mensajes inflamatorios o fuera de tema. La mayoría no son más que una intrascendente molestia, sin embargo hay casos donde estos pueden hacer la vida de las personas una miseria.

La investigación titulada como Antisocial Behavior in Online Discussion Communities (Comportamiento Antisocial en Comunidades de Discusión en Línea) es un proyecto que se desarrollo durante 18 meses, en donde los investigadores se sumergieron a algunas de las comunidades más densas y pobladas por trolls en la Internet: IGN.com, CNN.com y Breitbart.com, para construir su algoritmo.

Uno de los puntos más curiosos es que entre los datos recabados fue posible determinar que aquellas comunidades más intolerantes con los trolls son también las más propensas a generar esta clase de usuarios.

Las comunidades pueden desempeñar un papel en la incubación de la conducta antisocial. De hecho, los usuarios que son excesivamente censurados en su actividad tienen más probabilidades de mostrar un comportamiento antisocial en el futuro. Las comunidades parecen inicialmente permisivas y son relativamente lentas para bloquear a usuarios antisociales, pero también se vuelven menos tolerantes a los mismos mientras más tiempo permanecen en dicha comunidad.

Google y Disqus estuvieron involucrados en esta investigación, incluso llegaron a financiar parte de los estudios y aportaron datos importantes sobre los hábitos de conducta entre usuarios permanentemente bloqueados en foros de discusión y comentarios, comparados con los recientemente sometidos, encontrando algunos paralelismos en sus ritmos de respuesta y diversidad de participación.

Aunque recalcan que un troll de IGN es distinto del de CNN, algunos patrones se mantienen relativamente constantes, lo que permitió desarrollar este algoritmo, que al correrse a través de los foros de estos sitios y cotejarlos con las políticas de bloqueo encontró tener un acierto en la clasificación del 80% de los casos.

Referencia: Universidad de Cornell

 

Desde la Red…
Comentarios