Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Microbubbles_Image1

Científicos del Instituto Wyss de Harvard de Ingeniería Biológica y del Real Colegio de Cirujanos de Irlanda ha desarrollado un nuevo sistema de nanopartículas que funciona a partir del ultrasonido para administrar fármacos bajo demanda.

Durante la última década se ha investigado mucho en el desarrollo y la utilidad de nanopartículas. Estas nuevas técnicas prometen en un futuro no muy lejano mejorar el diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades.

Los procesos biológicos naturales están estrechamente controlados por el tiempo y la distribución espacial de varias señales. Para imitar este nivel preciso de control, los tamaños físicos de nanopartículas de oro son utilizados para estéricamente atraparlos en un hidrogel, donde son liberadas posteriormente sólo en respuesta a ultrasonido.

ultrasound-nanoparticles

El proceso ha sido posible gracias a la fabricación y definición de un hidrogel hecho de alginato derivado de algas marinas que contiene dichas nanopartículas de oro para la entrega de BMP-2, un medicamento usado clínicamente para mejorar la curación de fracturas.

Las nanopartículas de oro están atrapadas en el hidrogel donde el medicamento es liberado en respuesta al ultrasonido. Con una exposición de 200 veces las partículas son liberadas después de 24 horas, con 5000 estas se liberan hasta después de 5 días. Un sistema capaz de transportar factores bioactivos a las células directo bajo demanda.

Ahora los científicos planean llevar a cabo un estudio en vivo para probar la eficacia del sistema y su perfil de seguridad e implementar diferentes fármacos.

Referencia: Advanced Healthcare Materials

 

Desde la Red…
Comentarios