Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

cometa01
Aquí en unocero hemos hablado de la nave Rosetta, que ya está en órbita alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, y que pronto lanzará una sonda para estudiar la composición del mismo. Jamás la historia de la humanidad se ha podido estar tan cerca de un cometa y realmente es una hazaña formidable del ser humano. Se dice fácil, pero identificar el cometa, lanzar una sonda e interceptar al mismo seguramente requirió de un trabajo espectacular en astronomía, física y matemáticas.

Ya veremos qué novedades nos trae la sonda Rosetta sobre la composición del suelo en la superficie del cometa, pero ya han podido discernir a qué huele un cometa.  Los científicos de la Agencia Espacial Europea han hallado amoniaco, sulfato de hidrógeno y cianuro de hidrógeno, los cuales se juntan con agua y dióxido de carbono. Hay trazos de metanol, formaldeído y dióxido sulfuroso. Todo esto nos da el peculiar olor de la orina. Sí, el cometa en cuestión huele a orines.

No se esperaba que el cometa emitiera estas sustancias y fue todo un descubrimiento. “Es sorprendente la riquísima química tan lejos del Sol”, dijo la analista del programa Rosetta Orbiter, Kathrin Altwegg. Sin embargo, aclaró que la atmósfera terrestre no llegará a oler rancio aunque pasáramos por la cola del cometa, pues las moléculas están a muy baja concentración. Incluso, dice la analista, “estando en la superficie del cometa mismo, se necesitaría un buen perro para detectar el olor a orines”.

cometa00Rosetta próximamente mandará una pequeña nave a la superficie del cometa para analizar las muestras del suelo y entender más sobre la composición del mismo. Esto podría arrojar pistas sobre la evolución planetaria.

News

Desde la Red…
Comentarios