Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.
hyperconnected (1)

A unos días de que concluya el año y con el objetivo de hacer un recuentro de los más relevante en el mundo de la salud, les traemos algunos de los avances y descubrimientos de la medicina más sobresalientes del 2014.  

1. Reescribir los recuerdos

1418928065_022666_1418931801_sumario_normal

Todo el mundo sabe que la memoria es voluble y manipulable, sin embargo este año, la ciencia ha ido mucho más allá gracias a un equipo liderado por el médico Susumu Tonegawa, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE UU), ha logrado reescribir los recuerdos de varios ratones, transformando sus traumas en memorias placenteras, mediante la optogenética. Esta revolucionaria técnica introduce genes de algas sensibles a la luz en los grupos de neuronas que almacenan los recuerdos y es capaz de encender y apagar a voluntad las células cerebrales mediante una luz láser.

2. El alfabeto de la vida gana dos letras artificiales

1418928065_022666_1418932029_sumario_normal

El alfabeto de la vida, el ADN, es relativamente aburrido. Todos los libros de instrucciones microscópicos que figuran en todas las células de todos los seres vivos se escriben con las mismas cuatro letras: G, C, T y A, iniciales de los cuatro compuestos orgánicos que forman el ADN. Pero este año el alfabeto de la vida se ha animado en un laboratorio del Instituto de Investigación Scripps (Estados Unidos), donde un grupo de científicos ha creado dos nuevas letras artificiales, bautizadas X e Y, y las ha insertado en el ADN de un ser vivo, una bacteria, la Escherichia coli. La posibilidad de añadir nuevas letras al ADN abre la puerta a la creación de bacterias artificiales capaces de sintetizar medicinas o de fabricar combustibles, entre otras aplicaciones, algunas hoy inimaginables.

 3. ¿La sangre joven rejuvenece?

sangre

La sangre, o algún componente sanguíneo, de un ratón joven puede rejuvenecer los músculos y el cerebro de ratones viejos, según dos estudios del Centro de Terapias con Células Madre y Medicina Regenerativa de Harvard (EEUU), dirigido por el investigador Douglas Melton. Los trabajos, publicados en mayo, observaron que una proteína aislada de la sangre de ratones jóvenes, la GDF11, mejoraba el olfato y otras capacidades de roedores viejos tras ser inyectada en su torrente sanguíneo. La Universidad de Stanford (EE UU) prueba ahora si esta estrategia también funciona en humanos, mediante un ensayo con 18 pacientes con alzhéimer que están recibiendo plasma sanguíneo de jóvenes donantes.

4. Células madre para curar la diabetes

celulas_madre_mesenquimales

Este año se han dado dos grandes pasos hacia el tratamiento de la diabetes, una enfermedad crónica que hace que una persona no pueda regular la cantidad de azúcar en su sangre. El trastorno se produce por falta de insulina, una hormona producida por las células beta del páncreas que transporta la glucosa ingerida en los alimentos desde la sangre hasta los músculos, la grasa y el hígado. Sin insulina, el proceso se descuajeringa. En abril, investigadores de la Fundación Células Madre de Nueva York lograron generar células productoras de insulina a partir de células de la piel de una mujer de 32 años con diabetes tipo 1, gracias a una técnica conocida como clonación terapéutica. En octubre, otro equipo, dirigido por Douglas Melton, de la Universidad de Harvard, consiguió convertir células embrionarias humanas en células productoras de insulina.

5. Chips que imitan el cerebro humano

1418928065_022666_1418933663_sumario_normal

En agosto, la multinacional estadounidense IBM presentó su chip TrueNorth, un ingenio del tamaño de un sello que intenta imitar el funcionamiento de un cerebro humano, con su red de 86.000 millones de neuronas y billones de conexiones entre ellas. Por el momento, el chip se queda muy lejos de las capacidades del kilo y medio de materia gris de cada persona. Solo presenta 256 millones de conexiones entre sus transistores, pero la revista Science cree que en el futuro habrá ordenadores basados en esta tecnología que podrán realizar tareas con muchísimos datos, como el análisis de imágenes, con mayor eficacia que las máquinas actuales.

6. Un virus gigante resucita del hielo

C

Como cada año, la literatura científica ha continuado aportando pruebas del cambio climático y predicciones sobre sus consecuencias. Y si casi todas estas son aterradoras, ahora ha venido a sumarse la posibilidad de que la desaparición de los hielos permanentes libere microorganismos potencialmente patogénicos que se han conservado frescos en los suelos helados. En marzo, un equipo de científicos rescató del permafrost de Siberia un virus hasta ahora desconocido y que ha resultado ser el de mayor tamaño jamás hallado, más de una milésima de milímetro, un verdadero coloso para los de su clase. Después de 30.000 años bajo el hielo, el Pithovirus sibericum volvió a la vida infectando a las amebas, sus hospedadores naturales. Ha sido solo una advertencia, ya que el virus no es peligroso para los humanos. Pero otros podrían serlo.

7. Espermatozoides y óvulos a partir de células madre

Como-el-ovulo-atrae-a-los-espermatozoides-1

Hace tan solo unos días científicos de la Universidad de Cambridge y del Instituto Weizmann crearon por vez primera células germinales primordiales (PGC), células que pueden convertirse en óvulos y espermatozoides utilizando células madre embrionarias humanas, gracias a la identificación del gen SOX17, un gen que hasta ahora se sabía que participaba en la programación de las células madre para que se convirtieran en células endodérmicas, que posteriormente se transforman en células del pulmón, intestino y el páncreas, pero esta es la primera vez que se ha visto su función en la etapa de especificación de PGC. Un avance trascendental que permitirá avanzar en la comprensión de las enfermedades asociadas con el envejecimiento, mutaciones epigenéticas y de diferenciación en el nivel molecular.

Desde la Red…
Comentarios