En 1999, en los Estados Unidos, apareció un hombre asesinado. Se hallaron dos notas encriptadas en el cuerpo, las cuales podrían dar pistas para localizar a quien cometió el crimen. Sin embargo, hasta ahora no han podido ser decodificadas. Por ello, el FBI está pidiendo la ayuda del público para poder desencriptar estas notas, descubiertas en el cuerpo de Ricky McCormick, de 41 años, asesinado el 30 de junio de 1999 en un campo abierto. Las notas -encontradas en el pantalón de la víctima- pudiesen ser la clave para resolver este crimen.

El FBI dice que a pesar del extensivo análisis que hizo la unidad de criptoanálisis (CRRU – Cryptanalysis and Racketeering Records Unit), y la Asociación Americana de Criptogramas, el significado de las notas se mantiene como un misterio y el asesino de McCormick no ha sido aún hallado. Uno podría preguntarse: ¿Si el FBI no ha podido resolver esto, quién más podría hacerlo?

Dice el FBI: “Las más de 30 líneas del material codificado usa una loca variedad de letras, números, guiones y paréntesis. McCormick había abandonado la escuela secundaria, pero era capaz de leer y escribir, y se dice que era un tipo inteligente. De acuerdo a los miembros de su familia, McCormick había usado notas encriptadas desde que era un niño, pero aparentemente nadie en su familia nunca supo cómo descifrar las notas, y se desconoce si alguien, además de McCormick, podría traducir estas notas en este lenguaje secreto a algo que todos pudiésemos entender. Los investigadores creen que las notas en los bolsillos de McCormick fueron escritas unos tres días antes de su muerte“.

Las rutas estándar del criptoanálisis parecen haber chocado contra la pared“, dice el jefe de la CRRU Dan Olson. Para poder avanzar en el asunto, los examinadores necesitan algún otro ejemplo del sistema de codificación de McCormick, o bien, “algo similar que ofrezca algún contexto sobre las misteriosas notas con las cuales se puedan hacer comparaciones“. O tal vez, en vista de la poca evidencia existente, dice Olson: “Alguien puede ver esto con nuevos ojos y llegar a resolverlo con una nueva y brillante idea“.

Las imágenes (en tamaño más grande), pueden verse aquí.

El FBI dice que en muchas ocasiones apelan a la ayuda del público para resolver crímenes, pero que esto de decodificar un mensaje secreto es una circunstancia especial. Si usted tiene alguna idea para desencriptar el código, o si tiene alguna información sobre Ricky McCormick, escriba a la CRRU a la siguiente dirección:

FBI Laboratory
Cryptanalysis and Racketeering Records Unit
2501 Investigation Parkway
Quantico, VA 22135
Attn: Ricky McCormick Case

 

El reto para quienes les interesa la criptografía parece interesante. Sin embargo, no hay incentivo por parte del FBI para resolverlo. No ha ofrecido ninguna recompensa hasta el momento. Dice la gente del FBI que quizás sea suficiente satisfacción resolver el misterio del asesinato.

Fuente: Network World

Enlaces Patrocinados
Comentarios