El mundo moderno ha vuelto indispensable las computadoras. En los años ochentas, del siglo pasado, las máquinas parecían tener la suficiente memoria y capacidad de almacenamiento en disco duro que suponía ya pocos avances en ese sentido. Sin embargo, la realidad mostró que cada vez se requiere de mayor espacio para guardar música, fotos, documentos, videos, información de todo tipo, en todos los formatos, bases de datos, etc. Así entonces nos enteramos que la base de datos de Facebook es de unos 300 Terabytes, por ejemplo. Suena enorme, pero esto quizás no sea demasiado.

Otro ejemplo es Amazon, que guarda información de unos 59 millones de clientes (incluyendo sus listas de libros por pedir, entre otras cosas), la cual es de unos 42 Terabytes por el momento. Pero esta cifra tampoco parece mucho.

¿Qué tal hablar de YouTube, por ejemplo? En agosto del 2006, el Wall Street Journal decía que YouTube era la biblioteca de clips de video más grande del planeta. La gente ve más de 100 millones de clips por día y su espacio de almacenamiento, en ese entonces, era de unos 45 terabytes en videos. Pero hoy en día se añaden unos 65,000 videos por día. Haciendo un estimado elemental, y considerando un tamaño promedio para cada clip de video, tenemos que 65,000 x 30 días = 1,950,000 videos por mes. 1 terabyte es 1,048,576 megabytes. Si asumimos que cada video es de 1 Mbyte, cifra bastante conservadora, tendremos que YouTube crece a unos 1.86 terabytes por mes. Si en cambio, cada video ocupa unos 10 megabytes, entonces hablaríamos de unos 18.6 terabytes por mes.

Pues bien, alguien, en un afán por demás ocioso, calculó la cantidad de información que manejan los 27 millones de servidores de negocio cada año. La cifra estimada es de 9.57 zettabytes, lo cual es 9,570,000,000,000,000,000,000 bytes (Un zettabyte es 1,000,000,000,000,000,000,000 bytes = 10^21 bytes).  Si consideramos que hay unos 3.18 mil millones de trabajadores en el mundo, que son la fuerza laboral del planeta globalmente, entonces cada persona tendría que almacenar unos 3 terabytes de información por año. Los discos duros actuales tienen alrededor de un terabyte, cosa que parece más que suficiente para un usuario normal. Pues bien, en términos generales, el cálculo hecho implica tres veces la capacidad de los discos duros más grandes (y de relativo bajo costo) que pueden conseguirse fácilmente.

Lo que es aún más interesante es que esta cifra tiende a duplicarse cada dos años, de acuerdo a unos investigadores que presentaron sus estimados en una conferencia de profesionales del almacenamiento de datos (Storage Networking World (SNW)), en los Estados Unidos, hace unos meses.

Y con todos estos datos en la cabeza, ahora me surge una duda ¿cuánta información almacenada se pierde cada vez que Javier Matuk reformatea alguno de sus discos?

Fuente: Focus

Enlaces Patrocinados
Comentarios