Cuando la revista Wired hizo su debut como publicación electrónica en el iPad, vendió alrededor de 100,000 suscripciones en junio pasado. Y aunque este tipo de comportamiento es atípico, lo que no se esperaba es que las ventas de suscriciones de publicaciones digitales fuese yendo a la baja en los siguientes meses.

Muchas revistas, ahora disponibles en el iPad, como el Esquire, People y The New Yorker, no han dado información al Audit Bureau of Circulations -ABC, organismo que regula y audita la cantidad de revistas que se venden en los medios. Sin embargo, tenemos que Vanity Fair vendió 8700 ediciones digitales de su número de noviembre 2010, el cual bajó en comparación con las ventas de 10,500 ejemplares en promedio para agosto, septiembre y octubre. Glamour, por su parte, vendió 4301 ediciones digitales de su número de septiembre, pero sus ventas cayeron 20 por ciento en octubre y otro 20 por ciento, para llegar a 2,775 ediciones vendidas en noviembre. GQ, en su edición de noviembre, vendió 11,000 ejemplares, pero éste fue su peor mes desde abril, lo cual representó una ligera caída de su promedio de ventas digitales de 13,000 ejemplares entre mayo y octubre.

Después del extraordinario debut de Wired, la venta promedio de dicha revista en formato digital fue de 31,000 números, entre julio y septiembre, pero cayó en octubre y noviembre con ventas de 22,000 y 23,000 ejemplares, respectivamente. Cabe señalar que la revista Wired vendió 130,000 ejemplares impresos en octubre y noviembre.

Por su parte, Men’s Health promedió 2800 ejemplares vendidos en la primavera, para vender 2,000 veces en septiembre y octubre. Todas las revistas y publicaciones digitales mencionadas cobran por sus números para aparecer en los iPads e iPhones de los consumidores.

Sin embargo, a pesar de estos números, que decididamente mostraron una caída, los editores esperan que diciembre y enero sean meses favorables pues más personas tendrán acceso a los dispositivos móviles en esta temporada navideña. Llamémosle a esto “los deseos para el año que viene“, por parte de los editores.

Quizás sea pronto para decirlo, pero aparentemente esto de contratar suscripciones a revistas en formato digital podría ser una moda. Tal vez, sólo tal vez, a la gente le guste tener la revista impresa. El caso de Wired parece ser muy ilustrativo. Sin embargo, habrá que esperar a los reportes de los próximos meses.

Fuente: WWD Media

Enlaces Patrocinados
Comentarios