Además de lanzar una serie de actualizaciones de seguridad el martes pasado, Microsoft agregó un importante cambio en el comportamiento de Windows XP y Vista. Esa plataforma no correrá ni ofrecerá ejecutar programas automáticamente desde medios USB, tanto de unidades flash como discos duros.

Esta característica está presente desde Windows 95 donde automáticamente se reproducían los CD´s de música o programas de CD-ROMs. A esto se le llamó AutoPlay y evolucionó hasta un conjunto de características más amplias en el actual AutoRun. Esa función se ha vuelto un gran problema de seguridad en los medios USB.

Los programas de malware en estos días suelen buscar los medios de almacenamiento USB para guardarse ahí. Cuando esa unidad es insertada en otra computadora, el menú de AutoRun ofrece ejecutar ese malware que está disfrazado como algo que atrae al usuario.

Este uso malicioso se ha vuelto tan común que Microsoft ha decidido deshabilitar esa función por defecto. Los usuarios que descarguen la actualización seguirán viendo la opción de AutoRun cuando conecten una unidad, pero se han quitado las opciones para correr programas desde el dispositivo. Así es como se comporta Windows 7 desde su lanzamiento.

La descarga de actualización no está etiquetada como referente a “seguridad”, pero viene clasificada como “importante”, de forma que las personas con la configuración recomendada para Windows Update tendrán instalada esta mejora automáticamente.

Desafortunadamente, y a pesar de todas las ventajas de usar memorias flash USB, la transmisión de malware y virus, como otras amenazas para las computadoras, es muy molesta. Con esta descarga no se garantiza que ya no hayan riesgos de ese tipo, pero al menos se pueden disminuir.

Fuente: PC Mag

Imagen

Enlaces Patrocinados
Comentarios