Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

phoenixHe de admitir que nunca saqué libros de una biblioteca pública, y cuando empecé a hacerlo, lo hice en la biblioteca de la Universidad. Hace poco me enteré que la biblioteca pública de Phoenix, en Estados Unidos, había digitalizado 50,000 títulos, tiene audiolibros, música y videos que un residente de dicho lugar puede descargar de manera gratuita. Pero eso sí, al menos una vez en su vida debe de pararse en ésta para tener la famosa tarjeta que lleva el conteo del material que solicitas (¿tiene un nombre especial?). Con ella, el usuario puede acceder a la página, registrarse, descargar un software y escoger qué quiere aprender para guardarlo en su “bolsa digital”. De ahí, lo lee, ve o escucha directo en su computadora. Una enorme ventaja es que no debe regresar el contenido pues éste permanece entre una y tres semanas y después, ¡fum! desaparece. Otro dato curioso es que en algunos casos el contenido se puede transferir a cualquier dispositivo móvil, incluyendo iPods, pero esto depende de los permisos de propiedad intelectual. Esto me hizo pensar que no he visitado alguna biblioteca digital, ¿ustedes sí?

Desde la Red…
Comentarios