Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

batmanimax.jpg

Hace un par de horas fuí a ver Batman! “The Dark Knight” en la sala IMAX que se encuentra en Cinépolis Perisur, y es una experiencia que debo recomendar sin duda, por supuesto el guión, dirección, actuaciones y efectos son impecables y mas para todos aquellos que conocen un poco la historia del Super Héroe. En fin… este post no es para Spoilerear ni reseñar la película, aunque debo decir que me encanto.

 batman.jpg

Un fragmento de las entrevistas que se hicieron para el uso de la prensa con respecto a la tecnología IMAX:

El trabajo de producción de “El Caballero de la Noche” comenzó varias semanas antes que la filmación principal. Tanto los actores como los miembros del equipo de producción, fueron al lugar en Chicago en donde iban a trabajar. Allí se filmaría la apretura de la historia: un robo de un banco a mano armada, con el cual comienzan las andanzas criminales del Joker. Estas escenas filmadas por adelantado, fueron un hecho memorable para el cineasta Christopher Nolan, quien se convirtió en el primer director en filmar algunas escenas con cámaras IMAX, en una película filmada en formato tradicional. -“Siempre estuve interesado en filmar con cámaras IMAX” – confiesa Nolan -“Había visto presentaciones IMAX en museos y otras instituciones, y el formato era arrasador. La claridad de las imágenes no tiene paralelo. Eso me dio la idea de filmar una película dramática con cámaras IMAX – no simplemente acercar la película de 35mm y mostrarla en las pantallas IMAX- así podría llevar a los espectadores adentro de la acción”.

Emma Thomas detalla: -“Al recordar las películas filmadas en cámaras IMAX, nos dimos cuenta que dichas cámaras se llevaron al Everest, debajo de las aguas del océano, y hasta los astronautas las llevaron al espacio… Si se puede hacer eso, sin duda también se puede filmar en las calles de Chicago con cámaras IMAX”.

Tal como sucede con todas las “primeras veces”, Nolan y su camarógrafo de largos años, Wally Pfister, sabían que filmar con cámaras IMAX en Chicago, presentaría problemas. El primero, el tamaño de las cámaras. -“Las cámaras son de tamaño enorme, y mucho más pesadas que una cámara de 35mm” – explica Pfister -“Se necesitaba encarar todo de manera distinta, y al igual que con cualquier otro problema que se presenta al realizar una película, uno no debe sentirse intimidado por ello, o dejar todo de lado, y no usar el sistema por ello. Hay que hacer una cosa por vez, para tomar el toro por las astas”.

batmanimax1.jpg

Para Nolan y su equipo, el primer paso era filmar las escenas de apertura del film. El camarógrafo Pfister recuerda: -“La semana que pasamos filmando las escenas del robo a mano armada en el banco, fueron como asistir a una escuela de filmación de IMAX para nosotros”. Y lo hicieron muy bien. La filmación del prólogo de la película con cámaras IMAX sobrepasó todas las expectativas. Entonces los cineastas decidieron filmar varias escenas con ellas, incluyendo las de mayor acción”.

La gente del equipo de Pfister debió encontrar una manera de dar una plataforma a las enormes cámaras no sólo para capturar las escenas, sino también para seguir la acción. Para ello contaron con la ayuda de Ultimate Arm, premiados creadores de la grúa para cámaras con giro-estabilizador a control remoto. Los técnicos de Ultimate Arm debieron reforzar la cabeza de la grúa para que pudiera sostener el peso de las cámaras IMAX. Pfister dice detallando: -“Filmamos la mayoría de las escenas del Bat-Pod utilizando Ultimate Arm, lo que nos permitió mover la cámara de arriba – abajo y alrededor del Bat-Pod y obtener algunas imágenes impresionantes”.

Asimismo el jefe de trucaje Mike Lewis, también construyó resistentes plataformas, que permitieron montar las cámaras IMAX encima del techo de un auto, al costado de un camión, o en cualquier otro lugar que fuera necesario. Todos los pies normales para montar cámaras tuvieron que ser reforzados, para que pudieran soportar el peso de las cámaras IMAX. Nolan y Pfister tuvieron grandes elogios para el operador del Steadicam, Bob Gorelick, de quien Pfister dice: -“Realizó un trabajo extraordinario para mantener las enormes cámaras en su lugar”.

Aún teniendo de su lado los avances tecnológicos, el director de fotografía pensó que iba a ser imposible hacer tomas de cámara en mano, debido al peso de las cámaras IMAX. Pero Nolan tenía otras ideas. Pfister cuenta, recordando: -“Al principio, durante la pre-producción, Chris me dijo: -“En algún momento vas a tener que levantar una cámara IMAX con las manos, para poder decir que lo hiciste”. A eso yo contesté “¡Ni loco! ¡No pienso colgarme eso al hombro!”. Pero me lo seguía diciendo, insistiendo en que al menos debería probar. Finalmente me cansé de escucharlo, y decidí hacerlo, y terminé filmando toda una escena con la cámara IMAX, corriendo en frente del equipo S.W.A.T. hasta un edificio. Creo que Chris no sólo estaba contento de haber obtenido esa escena, sino que se sentía orgulloso de haber logrado que yo haga eso” – confiesa Pfister.

batmanimax2.jpg

-“Pudimos utilizar el formato IMAX inclusive en las maneras en que hubiéramos utilizado el equipo de cámaras más pequeñas. El que las cámaras hayan sido más grandes, no nos detuvo en lo más mínimo, y fue emocionante ver cómo iba quedando todo al ponerlo junto” – dice Nolan.

Además del peso y del problema para levantar las cámaras, hubo otros factores a considerar al incorporar el formato de filmación más grande. -“La composición de las escenas es totalmente diferente, porque el cuadro es tanto mas grande. Entonces, uno necesita hacer centro en las cosas, y no dirigir la atención hacia una cosa. El foco es mucho más importante porque la profundidad de campo es menor”- explica Pfister, y explica que el trabajar con formato de cuadro más grande, tiene incidencia sobre la luz. -“Una de las cosas más difíciles al filmar con IMAX es esconder las fuentes de luz. Al trabajar con un cuadro tan grande, se ven más cosas de arriba -abajo, y de lado a lado, por eso no se pueden poner cosas en los lugares en los que uno normalmente las pone. Se deben poner los focos tras los objetos y cualquier otra cosa que los esconda”.

El tamaño y la claridad de la filmación con IMAX afectaron a otros departamentos también. Nathan Crowley explica: -“Filmar con IMAX tiene gran ventaja para un diseñador de producción, porque se pueden ver cosas que usualmente no se ven, porque no entran en el cuadro. La perspectiva es enorme. Digo que, a propósito teníamos un montón de cielorrasos bajos y pisos brillantes, pues ahora se podían ver. Pero claro que, también debíamos cuidar que las terminaciones fueran espléndidas, porque uno puede hasta los puntitos de polvo en el piso” – dice riendo.

Todos estaban de acuerdo en que el resultado fina de la película valió el esfuerzo realizado, y todo el aprendizaje que debieron hacer. -“La diferencia es obvia”- dice Pfister -“Todo es más claro, tiene más resolución, más contraste, y mejor y más rica saturación. Mejora la imagen en general, ya se mire en pantalla IMAX o en un cine común. Pienso que la acción salta fuera de la pantalla en cualquier cine que se vea”.

Me gustaría agregar que el bati-celular es un Nokia. 

Desde la Red…
Comentarios