Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Casi se me da algo: Mi computadora, mi herramienta de trabajo número uno, mi vida laboral… ya me sacaba la “pantalla azul de la muerte” por lo menos dos veces cada vez que la prendía y por supuesto no tenía un backup… he de reconocer que fue una compra buena pero no para lo que necesito: es usada, en buen estado, pero pues el procesador no es de los últimos (un Pentium para ser exacta) y ya se podrán imaginar más o menos las especificaciones.

Pero cuando la compré la verdad no necesitaba más… lo más sofisticado que tiene es un programa para editar audio y otro para editar fotos… La descuidé: no le actualizaba el antivirus por “falta de tiempo”, no hacía los backups porque “mañana iba a comprar el disco duro externo” y así lo fui dejando y dejando… pero la verdad tengo la suerte de trabajar con un buen equipo de tecnología…. que me ubicó en la gravedad del problema.

Los síntomas de la Laptop: se tardaba más de cinco minutos en abrir el sistema operativo y todos los programas cada vez que la prendía, de repente se pasmaba y tenía que reiniciar, salía la pantalla azul llena de letras que se quita tan rápido que no te deja leer cuál es el problema (la famosa pantalla azul de la muerte).

Cuál había sido el problema: no actualicé el antivirus, descargaba muchos programas, no había hecho un respaldo de nada. Me conectaba sin firewall a cualquier red…

Ya cuando me di cuenta que podía perder toda la información del trabajo de mucho tiempo sí me empecé a asustar y entonces sí hice tiempo para ir a comprar mi disco duro extraíble… uno de 80GB, porque tampoco necesito más, eso sí, portátil. Total, para no hacerles el cuento largo, unos amigos (Pontón y Chezko) me ayudaron a formatearla, partieron el disco duro en dos para que cada vez que se necesite formatear no pierda los programas, instalaron un buen antivirus y me dejaron estas instrucciones:

¡¡Cuídame por favor!!!
1.-update el Antivirus (¡¡¡DIARIO!!!)
2.-Defragmentar cada 2 semanas
3.-NO meterse a páginas que no tengan certificados.
4.-NO instalar programas a lo loco.
5.-Hablarle al técnico en caso de desperfecto.
6.-Pórtate bien, por el amor de Dios pórtate bien.

Así que, como comprenderán, ahora estos son mis mandamientos tecnológicos… y les recomiendo que los sigan también… me han funcionado.

Desde la Red…
Comentarios