Los autos del futuro podrían usar el asiento del conductor como una medida de protección, de acuerdo a un sistema desarrollado en el Instituto Avanzado de Tecnología Industrial de Japón, en donde se reconoce a la persona cuando se sube en el asiento del conductor.

El sistema desempeña una medida precisa del trasero del conductor, su contorno, la forma en que la persona aplica presión contra el asiento, entre otras cosas. Los desarrolladores han dicho que en pruebas de laboratorio el sistema pudo reconocer a la gente con un 98% de precisión.

El equipo de investigadores, cuyo líder es el Profesor Shigeomi Koshimizu, quiere comercializar su trabajo como un producto anti-robos en dos o tres años, si es que los fabricantes de autos están de acuerdo en colaborar con esta idea. El asiento anti-robos contiene una línea de sensores de presión, la cual miden ésta en una escala de 0 a 255. Hay 360 sensores en el asiento, que envían la información a una laptop, la cual genera una serie de datos y produce un mapa preciso de la persona sentada.

Como se ha dicho, el dispositivo pretende ser usado como un identificador personal y una opción a otras técnicas de identificación biométricas. Los investigadores dicen que las medidas biométricas tradicionales, como el escaneo del iris o los lectores de huellas digitales, causan stress en las personas que están siendo verificadas en su identidad, mientras que el sentarse en el asiento del auto es algo que se hace sin mayores problemas. Un problema con las medidas biométricas tradicionales es que los sensores pueden ensuciarse o si hay poca luz, en el caso de la lectura del iris, contaminar los resultados. Koshimizu va más allá en este dispositivo. Piensa que puede usarse incluso como una manera de identificación en las oficinas, cuando alguien se sienta a usar una computadora.

Quizás la idea puede tener éxito. Probablemente estos sistemas tendrán que tener, por una parte, algún esquema para lidiar con los cambios de peso de los usuarios e igualmente, deberá existir un modo de deshabilitar esta protección, pues ¿qué pasaría si el sistema insiste que usted no es el dueño/conductor de su propio auto?

Fuente: Physorg

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios