Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

 

Hay quienes escriben textos en inglés, algunos formales y otros menos. Estos pueden ser ensayos, tesis o por qué no, simple correos electrónicos. Si hay una necesidad de escribir con corrección, tenemos herramientas ya en los procesadores de palabras, pero ahora sale una nueva opción llamadas Grammarly, la cual va más allá de la corrección tradicional. Veamos.

Por una parte, este nuevo corrector ayuda a no tener errores en aplicaciones como Facebook, Twitter, Gmail, Linkedln, entre otras y prácticamente para todas las apps que corren dentro de la web. El sistema escanea el texto para hallar errores comunes o inclusive gramaticalmente complejos, lo cual habla de que es de alguna manera una corrección más inteligente. Pero además, es capaz de explicar detalladamente los errores encontrados en los textos, lo cual ayuda eventualmente a mejorar el modo de expresarse por escrito en inglés.

El sistema puede instalarse en Chrome (y es gratuito). De acuerdo a la página oficial, Grammarly ya tiene unos 8 millones de usuarios. Sin embargo, existen otros productos de la empresa, como Grammarly para MS Office, Grammarly Premium, Grammarly Native Apps y un verificador de plagio de documentos. La opción Premium tiene costo y es capaz de verifica problemas críticos de la gramática así como problemas de errores de dedo, palabras mal escritas, etcétera. Además, se tiene verificador avanzado para la puntuación, gramática, contexto y estructura de las oraciones. Grammarly Premium puede hacer sugerencias sobre cómo escribir algunas palabras. En lo que se refiere a artículos o documentos plagiados, el sistema puede revisar 8 mil millones de páginas web.

¿Cómo se crean los lenguajes?

Pero como todo en esta vida, se tiene un costo. Grammarly no vende la app, sino que utiliza el modelo de negocio de suscripción, similar al que ahora usa Adobe con su suite gráfica. Los costos son de 29.95 dólares por mes, o bien 19.98 cada tres meses (un solo pago por trimestre de 59.95 dólares) o anual, que equivale a 11.66 dólares por mes (que se hace en un solo pago de 139.95 dólares). Esto, desde luego, es para los usuarios que adquieran el paquete Premium nada más.

Desde luego este producto es para quienes escriben en inglés frecuentemente y necesitan algo más que un corrector ortográfico tradicional. Desafortunadamente por el momento, dice la página oficial, el sistema sólo funciona en inglés, pero evidentemente si la idea prospera y se vuelve un buen negocio, es probable que poco a poco veamos incorporados otros idiomas en este esquema.

Sorprende un poco el trabajo de Grammarly, que tiene que ver con inteligencia artificial, porque finalmente hay ambigüedades en los idiomas y en ocasiones es importante entender contextos para saber de lo que se está escribiendo. Da la impresión que este software puede ser un paso firme para tener correctores ortográficos mucho mejores, así como herramientas dedicadas a mejorar la manera en como nos expresamos. Ya veremos cómo se desarrolla este sistema, pero por el momento me suena muy prometedor.

Referencias: Grammarly 

Desde la Red…
Comentarios