Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hay momentos en los que queremos divertirnos sin importar nada, pero con la certeza de contar con un medio de transporte seguro en el que nos podamos trasladar a nuestro destino sin el riesgo de conducir bajo estupefacientes. Uber es un ejemplo de servicio que los usuarios toman como refugio o alternativa para disfrutar de una noche larga de copas y así llegar a sus destinos con bien, pero todo parece indicar que un hombre no supo medir sus límites.

La historia comienza así: un hombre llamado Kenneth Bachman viajó de Nueva Jersey a West Virginia a visitar a sus amigos para divertirse. Aprovechando esta situación, salió de fiesta y decidió perderse en el alcohol.

Debido al estado en el que se encontraba, introdujo una ruta equivocada en la aplicación de Uber para regresar a su destino. Él se estaba hospedando momentáneamente cerca de la Universidad de Virginia Occidental, pero cometió el error de indicar que lo llevaran de vuelta a su casa.

Los taxistas en México lanzarán su propia app para competir con Uber y Cabify

Esta ruta implicaba que Uber trasladara al usuario en un recorrido de más de 500 kilómetros que, como era de suponerse, el precio final sería de 1,635 dólares. Kenneth, al subir al vehículo, se durmió durante dos horas en el trayecto, hasta que despertó con la mala noticia de que ya sólo le quedaba una hora para llegar a Nueva Jersey.

Bachman, al no poder pagar la cuota que Uber cobraba, decidió contar su historia a través de una fundación llamada GoFundMe con el objetivo de recaudar el dinero y una compañía de alimentos decidió hacerse cargo. Eat Clean Bro, una franquicia de alimentos que se caracteriza por ofrecer comida saludable, tomó la mancuerna para hacerse responsable.

A través de sus redes oficiales, la compañía de comida publicó que pagaría con gusto como agradecimiento a que Kenneth Bachman no conduciera en estado de ebriedad. En Twitter, la empresa aseguró que apoyaban la decisión de Bachman por no haber puesto en riesgo a otros conductores y que sin problema alguno pagarían la tarifa impuesta por Uber.

El nuevo negocio de Uber será rentar bicicletas eléctricas a sus usuarios

Kenneth Bachman tomó la correcta decisión de pedir un Uber en lugar de manejar, pero aún así debemos tener cuidado con lo que hacemos porque quizá no siempre corramos con la suerte de que una compañía de comida se quiera hacer responsable por nosotros.

Comentarios