Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El mundo es tan amplio que siempre parece haber espacio para nuevas ideas, incluso en los dispositivos más usados y populares. Por ejemplo, el Das Keyboard Model S Ultimate es un teclado que aparentemente parece normal, pero que no tiene las letras impresas en las teclas. Usa interruptores mecánicos en cada tecla y un hub con dos puertos USB 2.0.

Cabe decir que quienes usan teclados contínuamente no lo ven mientras escriben. Por lo cual vale la pregunta ¿para qué ponerle letras y números a las teclas del mismo? Gracias a este teclado, dice el fabricante, “podrá escribir más rápidamente que lo que antes soñó, por no mencionar el poder de la intimidación. A veces menos es realmente más“. La realidad es que estos argumentos de venta como que salen sobrando, pero en fin.

El Das keyboard se compara al teclado de la máquina de escribir modelo M, de IBM. Era el mejor en su clase. Con interruptores  en las teclas bañados en oro que daban un sonido al presionarlas, que hacían que el escribir en el teclado fuese un goce (así dicen los fabricantes del teclado, pero claramente es exagerado ¿o no?).

Vía el hub USB 2.0 se puede sincronizar y cargar el iPhone, iPod o dispositivos compatibles con USB. Viene con un cable extra largo (2 metros) y si es necesario, puede usarse con un adaptador para máquinas PS2. Aparentemente es una buena opción para aquellos que les gusta jugar y que usan mucho el teclado.

Las dimensiones son de 18 pulgadas x 6.5 pulgadas x 1 pulgada. Pesa 1.36 kg (3 lbs), cosa que francamente no tiene mucho sentido medir esto, pues los teclados normalmente no se andan cargando.

Se puede usar con PC o Mac, Windows, Linux o Mac OS X. Viene con un adaptador para PS2. El cable de conexión es de 2 metros, más que suficiente. No se requiere de instalar ningún manejador (driver).

El siguiente video muestra una competencia (patrocinada por el fabricante, desde luego), en donde se demuestran las virtudes de su teclado:

 

Desde la Red…
Comentarios