Los ingenieros robóticos han creado todo tipo de máquinas. Todos los retos importantes ya han sido atacados: ¿puede andar en bicicleta un robot?  ¿puede tocar un instrumento musical? ¿puede caminar e incluso correr?  ¿puede jugar al ping pong?  Todas estas actividades, que parecen simples en alguna medida para los humanos son realmente esfuerzos heróicos para los robots. No obtante esto, se sigue trabajando sobre ello porque finalmente es un reto. Es como los montañistas. ¿Por qué suben una montaña? Porque está ahí, responden.

Ahora hay un robot de seis patas, el cual tiene una serie de servo sistemas que trabajan en forma de iris. Sin la carcaza que lo cubrirá, que será una especie de esfera, el robot en cuestión hace movimientos que caen en el asombro. Con el envase esférico, el robot puede transformar una bola en un robot caminante sin ningún esfuerzo.

Si usted quiere copiar este diseño, se necesitan 25 servos, un controlador basicmicro AR-32 y un radio Xbee. Esto sin duda barato, lo que se dice barato, no será. Igualmente, hay que considerar el problema de escribir el código que transforme el hexápodo y camine, lo cual ya es un reto por demás interesante.

¿Qué tan práctico es este proyecto? Es difícil saberlo, pero evidentemente habrá posibilidades para aplicarlo en situaciones donde otro tipo de robots simplemente no pueden entrar.

¿Si quiere saber más de este proyecto robótico y ver más videos asombrosos del creador de este simpático juguete robotizado?, entre a la página del creador  y admire el trabajo de Kare Halvorsen. ¡Es sorprendente!

Enlaces Patrocinados
Comentarios