Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace unos días se habló de que parte del código fuente de iOS se había colocado en GitHub, un depósito de software en donde muchos desarrolladores comparten sus programas, el código fuente, sus ideas al respecto, etcétera. Pero ahora, en un nuevo giro de tuerca en esta novela de “¿quién fue el que puso el código fuente accesible?”, se revela que fue filtrado por un ex-empleado de Apple.

El trabajador, quien robó el código, lo tomó y lo distribuyó a un pequeño grupo de amigos, cinco en total, en la comunidad de jailbreaking, es decir, en el esquema de liberar al teléfono a estar atado a la tienda de apps de Apple y a ninguna otra. La idea del interno al entregar el código era ayudar a sus colegas a encontrar cómo hacer más fácilmente el jailbreaking del iPhone.

Aparentemente el ex-empleado tomó “todo tipo de herramientas internas de Apple”, de acuerdo con uno de los cinco amigos que recibieron originalmente el código, incluyendo partes incluso que no aparecían en la filtración original.

El plan era que el código no saliera de estos cinco amigos, pro aparentemente el código empezó a distribuirse en algún momento desde el año pasado. Vamos, esto es como los secretos. Uno puede decirle a alguien un secreto y quien lo escucha jurar y perjurar que jamás lo divulgará, pero mientras el secreto lo sepan más personas, más difícil es mantenerlo privado, juren lo que juren los que conocen esa información. En el caso del código de iOS, éste se puso en el grupo de chateo Discord, y se compartió vía Reddit por cuatro meses (aunque aparentemente se quitó de forma automática por el robot que modera los comentarios).

Apple en problemas, se filtra el código fuente de uno de los procesos más importantes de iOS

Pero entonces en esta semana se volvió a poner el código en GitHub, y esto se convirtió en una bola de nueve que ha estado creciendo. Ahora Apple exige a GitHub que quite el código de su sitio. Sin embargo, dicen en la empresa de la manzana que no es tan grave ni tan importante este código porque además, tiene 3 años de antigüedad y no tiene problemas de seguridad potenciales de los cuales deba nadie preocuparse. “La seguridad de nuestros productos no depende de la secrecía de nuestro código”, dice Apple. No obstante semejante anuncio seguro irá con su contraparte que será eventualmente acusar al ex-empleado de Apple de robo con las consecuencias legales que esto traiga. Queda claro que Apple no puede dejar pasar este episodio.

Comentarios