Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

ubuntumate00

Hay muchas distribuciones de Linux disponibles en el mercado. Las hay con características que algunos consideran deseables mientras que otras distros son minimalistas, para que los usuarios no se pierdan entre tantos programas, aplicaciones, interfaces gráficas, etcétera. Cada distro tiene sus pros y contras y son finalmente los usuarios los que deciden con cual se quedan.

La Raspberry Pi, una computadora que cabe en el espacio de una tarjeta de crédito, tiene varias distros de su sistema operativo. Una de ellas es Raspbian, que es Debian para procesadores ARM. Pero es claro que con el tiempo otras distribuciones podrían aparecer. Y este es el caso de Ubuntu MATE para la Pi 2 y 3 (que no es para los modelos de la Pi A/A+/B/B+/Zero), distro que se lanzó a finales de abril. La imagen para instalarla está en la parte de descargas de la página de Ubuntu MATE en donde se puede elegir qué versión se puede instalar.

Hay instrucciones para crear una tarjeta MicroSD que pueda arrancar para que la Pi tenga el sistema operativo al prenderla. Básicamente la descarga viene en formato comprimido por lo que hay descomprimirla y copiarla directamente a la tarjeta SD o microSD. Un problema -que ni siquiera mencionan en las “dificultades conocidas”, es que se requiere una tarjeta SD de más de 8 GBytes, aunque en la página indica que 8 GBytes son suficientes, pero parece ser que esto no es cierto.

Hay que decir que no todas aplicaciones de esta versión corren en la Pi. Hay una lista de ellas y se dan sugerencias para las alternativas a los programas que aún no corren en el ARM. El sistema puede usar conexión a Internet alámbrica o inalámbrica y la versión sin cables parece ser un 20% más lenta, nada terrible finalmente. También Bluetooth trabaja adecuadamente y sin problemas aparentes.

Por otra parte, la actualización de Ubuntu MATE parece tener problemas. Si se trata de hacer desde el sistema operativo que se está corriendo en la Pi, al usar el actualizador del software en Ubuntu, éste “truena” y no actualiza nada. Habrá que esperar a que la gente de Ubuntu investigue la razón de este comportamiento no deseable.

En lo que se refiere a las características de Linux, hallamos que Ubuntu MATE usa:

  • Linux kernel 4.19.1
  • MATE 1.12.2
  • Firefox 46.0.1
  • Thunderbird 38.8.0
  • LibreOffice 5.1.2.2
  • Shotwell 0.22.0
  • Rhytmbox 3.3
  • VLC media player 2.2.2
  • Scratch
  • Minecraft Pi
  • Python (2.7 & 3.5)
  • IDLE (Integrated Development Environment for Python)
  • tilda (F12 drop-down terminal emulator)

Y esto sólo es parte de la distribución. Hay muchos paquetes que pueden instalarse sin problemas.

Pero hablemos del desempeño. Ubuntu MATE hace una tarea bastante razonable. Bootea rápido (unos 10 segundos), aunque tarda un poco más en que pida la contraseña inicial. No es terriblemente lento, si se desea tener una idea de lo que tarda el sistema en cargar y correr. Las aplicaciones que se cargan por primera vez tardan más tiempo, pero recordemos que están siendo cargadas de la tarjeta SD. Hay problemas menores. Firefox se bloquea de pronto al abrir más de una pestaña sin razón aparente.

Podemos preguntarnos entonces: ¿Usar Ubuntu MATE o Raspbian? El primer sistema parece más pulido y una vez que uno se acostumbra a éste quizás no se quiera cambiar. Sin embargo, Raspbian está muy probado y el usuario no encontrará los errores que aún aparecen en Ubuntu MATE. Por el momento podríamos decir que aunque Raspbian sigue siendo más estable, MATE podría convertirse pronto en el Linux favorito de la Pi.

Referencias:

ZdNet 

Desde la Red…
Comentarios