llaves00

Muchas veces necesitamos sacar copias de nuestras llaves. Y cuando necesitamos de este servicio podemos ir a la cerrajería más cercana (hay siempre en los centros comerciales), y hacer los duplicados que necesitemos. Sin embargo, a alguien se le ocurrió la posibilidad de tomar una foto de la llave, usando el teléfono celular, mandarla a un correo y poco tiempo después (previo pago), recibiría sus duplicados por correo normal. Claro, todo esto en Estados Unidos.    

La idea parece buena, ¿pero lo es? El proceso es simple: se toma una foto de frente y de revés de la llave. Se pagan 6 dólares por la primera copia y 4 dólares por las subsiguientes. No hay gastos escondidos ni letra chiquita. Posiblemente al día siguiente ya esté recibiendo su duplicado, sin pagar costos de envío, desde luego. La compañía promete enviar el mismo día que hace el trabajo, los duplicados.

Un equipo de la NBC decidió poner a prueba el sistema. ¿Qué tal tomar una foto a las llaves que están en un mostrador, en una mesa. Editarla para que solamente se vea la llave y mandarla entonces para su duplicación? Sería una herramienta para los ladrones de casas ¿no? El equipo de la NBC se dio a la tarea de probar si era factible tomar fotos de las llaves en centros comerciales, cafeterías, parques, etcétera. Y sí, es posible hacer una llave de terceros con esta técnica.

Ali Rahimi, fundador de Keys Duplicated, dijo que la lección de estos investigadores es interesante y de alguna manera respondió a este trabajo periodístico indicando que la compañía verifica las fotos y si notan algo sospechoso, le piden a quien quiere el duplicado que mande una foto con la llave en la mano.

Keys Duplicated, en su página, tiene un apartado sobre seguridad, en donde se especifican dos posibles abusadores: se requiere de una tarjeta de crédito para proveer el servicio de duplicación, lo que hace fácil identificar a un posible ofensor, y además, las fotos son de anverso y reverso de la llave. La empresa asegura mantener codificados con la más alta seguridad el nombre y dirección de sus clientes.

Hay otra empresa que da un servicio parecido. KeyMe -quien se asoció con Shapeways- le pide a la gente fotos de sus llaves y las usan para crear copias en impresoras 3D, lo cual suena más sofisticado e incluso es más costoso.

Como sea, la idea parece buena, pero tiene sus bemoles, ¿o no?

Referencias:

Keys Duplicated
KeyMe

Enlaces Patrocinados
Comentarios