Para el ingeniero Jonas Pfeil, el tomar fotografías es algo más que apuntar y disparar. Apenas graduado de la Universidad Técnica de Berlín, Pfeil y su equipo diseñar y construyeron un prototipo de cámara “pelota“, una esfera con cuadros de poliuretano añadidos (de unas 8 pulgadas de diámetro), en donde hay (dentro de la pelota), 36 cámaras pequeñas de 2 megapixeles, como las que pueden encontrarse en los teléfonos celulares.

La pelota se tira al aire y cuando llega a su máxima altura, toma una imagen, la cual se procesa de forma que quede una imagen panorámica en la cual el usuario -al ver la foto- puede moverse en todas direcciones.

Las imágenes panorámicas son atractivas porque de alguna manera representan la manera en que los seres humanos vemos al mundo. Capturar este tipo de imágenes requiere de un trípode, varias posiciones de la cámara y precisión para pegar una imagen con la otra. La invención de Pfeil elimina todo esto, pues todas las imágenes componentes se capturan simultáneamente. Esto es muy útil en particular porque captura todos las tomas al mismo tiempo, haciendo que se “congelen” todos los objetos y personas en movimiento. Así, se eliminan imágenes borrosas o movidas.

Para ver la imagen de alrededor de 72 megapixeles, los datos de cada cámara se descargan vía USB a un programa que permite ver el conjunto de imágenes de manera correcta. Esto vendrá con la cámara si esta alcanza el status de producto comercial (apenas es un prototipo).  La imagen resultante es similar a la que puede verse en los Google Maps (vista de la calle) y puede hacerse zoom o moverse a una región determinada.

El sistema donde se colocaron las cámaras fue fabricado por una impresora 3D. Contiene, además de 36 cámaras Microelectronics CMOS de un cuarto de pulgada y un acelerómetro (que halla la aceleración máxima y quien decide cuando se toma la fotografía) así como dos microcontroladores Atmel para sincronizar y controlar las cámaras. La mayoría de los componentes son de bajo costo, por lo que se esperaría que un producto comercial podría competir con lo que valen las cámaras digitales para aficionados.

El siguiente video puede darnos una buena idea de esta ingeniosa manera de tomar fotos:

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios