En China parece que están dispuestos a atacar cualquier mercado que se les presente. En principio no parece importarles nada, ni la competencia, ni la calidad de sus productos, nada. Simplemente actúan como quizás imaginamos los de occidente, como la multitud que son. Inundan los mercados y esto parece ser lo único que les interesa. Con esto en mente, parece que ya hizo su aparición una tablet con Android 4.0 por menos de 100 dólares.

La tablet Ainol Novo 7 es de 7 pulgadas con pantalla capacitiva que corre con un procesador MIPS de un solo núcleo a 1 GHz. La batería de la tablet dura unas 8 horas viendo videos y 7 horas navegando por la red. Se calcula unas seis horas de duración si se está jugando videojuegos. Así entonces, probablemente habría que estimar que en promedio el tiempo de la batería es de 7 horas más o menos.

La tablet corre Android 4.0 (Ice Cream Sandwich) y por el precio ofrecido, sin duda tiene una vasta lista de características. La Novo 7 incluye cámaras en la parte frontal y trasera del dispositivo, capacidades 3D (que aún no me queda muy claro cómo es que se hacen gráficas 3D en una pantalla 2D), decodificador de video HD 1080p, puerto HDMI para conectar la tablet a una pantalla grande HD.

Estoy emocionado por ver la entrada de una tablet con Android 4.0 basada en MIPS. Las tablets de bajo costo, con alto desempeño son un éxito asegurado para los consumidores móviles y es un aviso importante sobre cómo la apertura del código de Android crea tendencias de innovación y competencia, para beneficios de los consumidores en todo el mundo“, dice Andy Rubin, vicepresidente senior de dispositivos móviles de Google.

Por el momento la tablet está disponible sólo en China a través de Ainol Electronics, pero en los próximos meses tendremos este dispositivo bajo otras marcas incluso, como podrían ser Leader International y OMG Electronics. MIPS ha indicado que habrá además nuevas tabletas de 8 y 9 pulgadas en la pantalla.

La tablet tiene la certificación de Google para correr aplicaciones como Google Maps, Gmail, Google Music y Google Talk. Sin embargo, Google no permite la entrada al Android market en China, por lo que el dispositivo carece de esta característica que la verdad, parece importante. Porque, ¿de qué sirve una tablet barata si no se pueden conseguir apps? Misterio.

Sin embargo, la tablet puede acceder a otros mercados de apps como Amazon y ya nos tranquilizamos al saber que de ahí se puede bajar Angry Birds.

Una tablet por menos de 100 dólares es sin duda una idea atractiva para los consumidores, sobre todo si contiene la última versión del sistema operativo Android, que en este caso es la versión 4.0. Hay tablets de bajo costo con Android 2, pero la versión 4 está supuestamente creada para optimizar las funciones de una tablet. Las tablets que usan actualmente Android 3.0 oscilan en precios en alrededor de los 250 dólares. Otros fabricantes de estos dispositivos están anunciando tablets con Android 4.0 que ya ha sido portado a los procesadores ARM y x86 (desde que Google liberó el código fuente).

MIPS es un fabricante de chips que domina el mercado de dispositivos embebidos, en donde microprocesadores hacen tareas muy específicas. Sin embargo, ARM es quien domina el mercado de las tablets a partir que Apple usara ese procesador para su popular iPad.

Habrá que ver si esta nueva tablet no es un “morsaladrillo” más.

Fuente: itWorld

Enlaces Patrocinados
Comentarios