Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace unos pocos días me llegó el correo de una señora que no me conoce, que dice estar muy enferma, que se va a morir y que quiere donarme el 40% de su fortuna. El resto -me pide- lo done a un orfanato. Su carta está llena de bendiciones, de la palabra “Dios todopoderoso y misericordioso”, y el tono beático de la misiva hace suponer que se trata de una persona caritativa y bondadosa. Aparentemente la señora me escribe desde Israel.

Por supuesto que esto no es otra cosa más que el fraude nigeriano, en donde un desconocido te ofrece millones de dólares para depositar en tu cuenta a cambio de nada. Claro que para que esto funcione, debes mantener la secrecía de la transacción porque si no, quién sabe qué podría ocurrirte. El trámite para dizque depositarte los millonarios fondos busca hacerse rápido y a final del día podemos concluir que la carta en cuestión cumple con todas las características de un posible fraude: debe hacerse a escondidas; es muy tentador y es a la “voz de ya”.

La enferma señora, para probar que es una persona real, me manda una foto en donde está acostada y hay dos enfermeras a su alrededor. Es claro que hoy en día cualquiera puede sacar una foto de Internet y mandarla a quien quiera diciendo que es esa persona.

En todos los fraudes se ofrece algo muy atractivo, en este caso millones de dólares, los cuales uno podría obtener sin mover un dedo. Suena maravilloso pero es irreal. Y ¿por qué la gente cae en estos fraudes? Porque la ambición nubla el juicio. Eso lo saben todos los ladrones y defraudadores. Conocen la naturaleza humana. Es por eso que este “fraude nigeriano” sigue pululando en Internet.

Pero regresando a la carta que me mandó la desahuciada señora, ¿podría demostrar que esa foto que me mandó la sacó de Internet? Recordé entonces que Google ha trabajado extensivamente en el tema. Hay por ahí la anécdota (que no sé si sea apócrifa) en donde Marvin Minsky, uno de los pioneros de la Inteligencia Artificial, le dijo a un alumno que para su proyecto de verano hiciese lo siguiente: tomase una fotografía cualquiera y que su programa le dijera qué hay en la imagen en cuestión. Parece ser que Minsky no tenía muy claro que cualquier problema en la IA no es difícil, sino mucho más difícil de lo que se pensaba. Así, este “proyecto de verano” ha llevado a la comunidad de la IA muchos años de trabajo y aún no está totalmente resuelto.

Aún así, Google ha puesto a disposición de sus usuarios una página para precisamente buscar imágenes para ver si ésta se encuentra dentro de alguno de los miles de millones de sitios que hay en la red de redes. Y prácticamente de forma instantánea el sistema encontró al foto en diferentes sitios que venden fotografías para portadas, revistas, anuncios, etcétera. La imagen en cuestión está en este enlace y la defraudadora pretendía demostrarme que es una anciana en el hospital con poco tiempo de vida.

Interesante es ver que el sistema halló como mejor búsqueda a través de las palabras “hospital” y “bed”. Esto quiere decir que el sistema reconoció la imagen y entonces procedió a su búsqueda. Con esto debe quedar claro que toda esa carta es una farsa (y aunque no hubiese hallado la imagen, es evidente el potencial fraude). Vamos, para hacer énfasis en este asunto: ningún desconocido va a ofrecerte por tu linda cara millones de dólares. Eso es ridículo.

Pensando en esta interesante manera de buscar, me encontré que cuando entro a Facebook el sistema me indica sobre posibles amigos. Ahí está la foto de una mujer muy guapa (Didde Akhila). Ya puede uno ponerse a sospechar que probablemente es un usuario falso. ¿Cómo probarlo? No es difícil: primero, su perfil prácticamente está vacío o casi no dice nada. Por otra parte tiene muchos contactos, la mayoría hombres. No hay nada más en este perfil.

Pues bien, tomé la foto de su perfil y le pedí a Google Image Search que me buscara esta imagen… Y la halló en segundos: Es una imagen de “wallpaper” que se encuentra en el sitio: http://wallpaperswide.com/most_beautiful_woman-wallpapers.html. La encontró bajo las palabras ” beauty girl in world”. Y sí, podría pasar que ese perfil es de esa guapa joven aunque yo, francamente, lo dudo absolutamente.

La verdad es que este buscador por imágenes es una herramienta formidable.

Desde la Red…
Comentarios