La robótica no parece tener límites. En estos años hemos visto una serie de diversos robots que ejecutan las acciones más sorprendentes. Uno puede andar en bicicleta, otro puede tocar el violín o dirigir una orquesta. Las acciones que ejecutan los robots actuales son francamente admirables, pues muchas tienen una complejidad que simplemente no imaginamos.

Por ejemplo, hay dos nuevos robots, Wu y Kong, que pueden jugar al ping pong. Es claro que sus encuentros no serán muy emocionantes, pero el hecho de que puedan jugar un juego/deporte que va más allá de lo simplista, ya es un gran logro. Los robots jugadores de ping pong miden unos 1.60 m. y pesan unos 55 kilogramos. Llevan cuenta de dónde está la pelota gracias a video cámaras situadas en sus cabezas. Además, pueden realizar algunos golpes, como el de revés. Fueron desarrollados en la Universidad de Zhejiang, China.

El creador en Xiong Rong, diseñador en jefe del laboratorio de robots de la univerasidad, cuyo trabajo es básicamente el procesamiento de las imágenes con la pelota en tiempo real. Las cámaras trabajan a unos 120 cuadros por segundo, por lo que llevar el control de dónde está la pelta de ping pong le lleva al robot entre 50 y 100 milisegundos. La precisión del robot al pegarle a la pelota es de unos 2.5 cms. El procesamiento se hace conectando computadoras a cada uno de los robots.

En el siguiente video (el cual no es lo más emocionante que se puede ver) se observa a los robots jugar y al final del mismo, pueden verse los diferentes tipos de golpe que pueden ejecutar los robots. La verdad es que el movimiento logrado es muy fluido. Muy interesante proyecto.

El récord es de 144 intercambio de golpes entre robots. Los seres humanos pueden competir contra los robots pero estos carecen de la versatilidad humana y por el momento no son verdaderos retadores en este campo deportivo.  El proyecto llevó 4 años terminarlo y una buena parte del mismo fue patrocinado por el gobierno chino.

Fuente: i-programmer

Enlaces Patrocinados
Comentarios