Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

trialpay00
Hace rato estaba viendo la oferta de una herramienta de programación (de la cual hablaré próximamente). El sistema promete ser interesante y fácil de usar. Hoy en día el software viene en modos de prueba (trial) y completos (full). La diferencia entre ambos es que el primero tiene limitaciones, ya sea temporales, es decir, solamente se puede usar cierto tiempo antes de que expire la licencia temporal (más o menos el promedio es un mes de uso antes de requerir el pago al usuario) o bien, están limitados en funcionalidad. Tal vez habrá funciones del sistema que no estén habilitadas y entonces el sistema aunque usable, nos deja darle una buena mirada pero no se puede mucho más allá. En la versión completa, desde luego, todo esto se quita y se tiene acceso a un producto completo.

Algunas empresas están sin embargo, optando por un simpático método para comercializar sus productos. Por ejemplo, usando el esquema TrialPay. La idea es que se puede conseguir el producto que queremos si aceptamos probar otros o bien, pagar por otros productos. En este esquema se puede obtener lo que se quiere a cambio de por ejemplo, solicitar una tarjeta de crédito o pagar los gastos de envío de unos cosméticos, o suscribirse a un servicio en línea de películas o de descargas de archivos.

Esto suena atractivo, pero ¿lo es? ¿qué clase de productos se encuentran en esta lista de lo que podemos adquirir o comprar para obtener por ejemplo, el software que deseamos? En primera instancia, los productos y servicios que se ofrecen parecen ser de buena calidad. Servicios reconocidos como UseNet o bien, la compra de software como antivirus o programas de gráficas, a un costo relativamente menor al que en general tienen. De hecho, parecen todas empresas serias. Con este esquema, a lo mejor uno paga 25 o 30 dólares por el software que uno elige y le mandan además el programa que quería usted comprar.

Las ofertas de TrialPay parecen ser legítimas y quizás más de uno ls vea interesantes y útiles, sin embargo, no sé si esto simplemente alienta un consumismo por objetos o servicios que realmente no necesitamos. Más de uno podría pensar que es algo así como un bono extra que se da cuando uno adquiere lo que queremos realmente comprar. La pregunta es ¿por qué comprar un producto que no tiene utilidad para nosotros? Quizás la manera más simple de resolver el asunto es hacerse del costo del software y listo. No parece haber una gran diferencia entre el costo del software que queremos y lo que pagamos por una de esas ofertas.

referencias:

TrialPay

Desde la Red…
Comentarios