El cuerpo humano, parece ser, es un conglomerado de entradas y salidas las cuales, pueden ser detectadas de muchas maneras. En los trabajos biométricos hallamos que se usan las huellas digitales, el iris del ojo, la palma de la mano, etc. También hay quienes miden los patrones de escritura, lo cual a todo esto, se ha usado por muchos años en los estudios grafológicos. Pues bien, acaba de salir un prototipo que pudiese ser usado para ver si la persona ha consumido drogas.

La empresa Intelligent Fingerprinting, una compañía afiliada con la Universidad británica de East Anglia, ha desaarrollado un prototipo portátil que puede detectar la presencia de drogas ilícitas y otras sustancias en el sistema de una persona analizando el sudor que genera en la yema de los dedos.

Las potenciales aplicaciones incluyen el trabajo forense, por ejemplo y desde luego, la seguridad de los países, tan importante por el momento en los Estados Unidos. David Russell, de Intelligent Fingerprinting y además profesor de química de la facultad correspondiente en la mencionada universidad, indicó que el dispositivo puede detectar no sólo drogas ilícitas sino una gama de posible sustancias. Indicó que se espera que empiece la producción el año que viene.

El dispositivo usa cartuchos intercambiables, que no requieren de manejo especializado o precauciones para manipular material biológico. Una ventaja es que quien es analizado con este dispositivo, mantiene un registro de las drogas halladas en su cuerpo y la huella digital del individuo, por lo que en esta tecnología parece ser imposible de ser engañada. El proceso completo toma un par de minutos.

Los científicos del Imperial College, en Londres, también han investigado el análisis de residuos en las yemas de los dedos, con la intención de determinar factores como dieta, raza y sexo de los criminales sospechosos.

Lo que queda claro es que parece ser que somos los seres humanos “un libro abierto“.

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios