Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El grupo Phoenix busca revivir webOS, una interesante alternativa a Android e iOS. Matthew Zakutny trabaja de día como todo el mundo, pero en la noche lidera un grupo de voluntarios que trabajan por revivir un proyecto de software que en algún momento podría haber retado al mercado de los teléfonos inteligentes. De hecho, ya tienen una versión de webOS que corre en el teléfono Nexus S.

Zakutny y sus amigos buscan rescatar webOS, el sistema operastivo móvil, inicialmente desarrollado por Palm y más tarde ofrecido por HP. Intentan que este sistema sea compatible con el hardware actual en los teléfonos inteligentes. Autodenominado Phoenix International Communications, un nombre que desde luego hace referencia a la mítica ave que resurgió de sus cenizas, busca conseguir suficiente dinero para producir y vender un teléfono inteligente con una versión de código abierta de webOS, basada en la que HP liberara hace unos pocos meses. Planean que esto ocurra para finales del 2013.

La primera versión de un teléfono con webOS fue el Palm Pre, en donde el sistema operativo tenía una interfaz intuitiva y herramientas para hacer multitareas, incluyendo una función que permitiera a los usuarios ver las apps abiertas como una pila de cartas, las cuales podían cerrarse con dar un toque sobre la pantalla. Aunque el sistema tuvo críticas favorables, el software no pudo despegar incluso después de que HP comprara a la moribunda Palm por 1.8 mil millones de dólares en el 2010, en un intento de resucitar sus productos móviles.

Desafortunadamente, el negocio móvil de HP, incluyendo a webOS, se cerró a finales del 2011. Sin embargo, el pasado septiembre, HP puso a la disposición de quien quisiera una versión de código libre y abierto del software webOS. Zakutny, que tiene cierta experiencia en diseño web y junto con otros fanáticos del sistema operativo, como Marc Edwards, quien es un experto en Linux y Daniel Giovannetti, quien trabaja en el lado de la mercadotecnia, decidieron unirse, esperando que como grupo pudiesen llevar el software a la vida, a un nuevo dispositivo móvil.

El primer esfuerzo del grupo fue echar a andar webOS como una app en los teléfonos Android (otro grupo, llamado WebOS Ports está portando el software a otros dispositivos, tales como la tablet Nexus y el Samsung Galaxy).

El equipo Phoenix ha construido una app que corre -aunque extremadamente lento (el escritor Bernardo Ruíz diría que se arrastra)- en un teléfono Nexus S, y Zakutny dice que espera una versión más rápida, la cual será puesta en la tienda de Android en aproximadamente dos meses (aunque no indicó cuánta funcionalidad del webOS estará presente en la misma). La app se pondrá de manera gratuita, buscando interesar a más gente en webOS, indicó Zakutny.

La meta real es hacer que un teléfono actual corra webOS de forma nativa, en lugar de usar Android u otro sistema operativo. Zakutny dice que el grupo está considerando a un pequeño fabricante de teléfonos en China y que esperan que en los siguientes tres años tener un teléfono de rangos bajo y medio, y moverse entonces a los grandes teléfonos inteligentes si las ventas prosperan.

Es un plan de largo alcance, el cual se basa en el trabajo de voluntarios e incluso, aún no iniciada su campaña (ya planeada) en Kickstarter. Zakutny dice que su meta son 180,000 dólares. Pero incluso si el equipo Phoenix puede brincar todos los obstáculos para llevar un teléfono al mercado con ese presupuesto tan bajo, hay obstáculos que podrían hacer que el proyecto palideciera. Uno de ellos es que cualquier sistema operativo móvil nuevo necesitará de muchas apps para convencer a los usuarios de las posibilidades del mismo. Phoenix pone sus esperanzas en OpenMobile, cuya tecnología hace posible que las apps de Android corran en dispositivos que no son Android. Al igual que webOS, Open WebOS incorpora estándares de la programación web, lo cual en principio haría la vida a los desarrolladores menos complicada para así construir o portar sus apps al sistema en desarrollo.

El grupo quiere que su dispositivo corra la versión aún no anunciada por HP, conocida como Open webOS Professional Edition. Se espera que esta versión incluya algún soporte a la nube. Esto quiere decir que HP, de alguna manera, está poniendo algún esfuerzo en el software de código abierto para llevarlo a un nuevo dispositivo, pues si no, ¿para qué tanto trabajo? La primera versión de Open webOS incluye un nuevo navegador y una app de correo de HP. En un comunicado de la compañía, dijo estar trabajando cercanamente con grupos como Phoenix y webOS Ports. HP no se refirió específicamente a Open webOS, pero dijo que en los próximos meses dará “innovaciones contínuas para Open webOS con más funcionalidad que ayudará a que trabajemos juntos con los socios para desarrollar una solución completa para los usuarios finales”.

Ross Rubin, principal analista en Reticle Research, piensa que la meta de Phoenix es alcanzable, dado que algunos han tenido éxito usando el sistema de crowfunding (Kickstarter) para obtener fondos y así realizar sus ideas. Pero a menos que webOS ofrezca algunas capacidades nuevaas o que un fabricante importante decida darle soporte, no espera que vaya a competir contra los grandes jugadores de este mercado.

Curiosamente hay precedentes de éxito sobre productos que habían literalmente muerto. Por ejemplo, el navegador Firefox, el cual es uno de los más usados, se construyó a partir de una versión abierta del Netscape Communicator, que luchó contra Internet Explorer a finales de los noventas y principios del siguiente siglo. Zakutny cree que Phoenix puede tener un dispositivo en el mercado relativamente pronto, pero que además, hay clientes para éste, fanáticos que adoran webOS y que no quieren que desaparezca y declara: “yo siempre le digo a la gente que somos mejor que Blackberry, porque Blackberry no está aún muerto. Nosotros ya hemos pasado a mejor vida, por lo que ahora podemos levantarnos de ese estado más fácilmente”.

Referencias:

Technology review

Desde la Red…
Comentarios