Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Las aplicaciones móviles escritas en HTML son en principio al menos, independientes de la plataforma para la cual fue escrita. Sin embargo, el principal problema de las mismas es que no pueden usar servicios o hardware específico del teléfono para las cuales se hizo el programa. Vaya, una app HTML es solamente una app web corriendo en cualquier navegador.

PhoneGap es una solución de código abierto para este problema. Proveé acceso a los servicios y hardware del teléfono móvil al cual va dirigida la app vía una biblioteca escrita en JavaScript. La biblioteca es la misma para todos los teléfonos por lo que de nuevo, en principio, se puede escribir un solo código y usarlo en diversas plataformas. Además, la app web creada se envuelve en un archivo de ejecución (runtime) que hace que parezca una app estándar nativa, por lo que ésta puede mandarse a las tiendas de apps como si se tratara de una aplicación nativa. Por lo que se tienen todas las ventajas de una app web y todas las ventajas de una app nativa. Maravilloso, ¿no?

Hay una sola desventaja: es que el archivo de runtime añade un importante tamaño a la app. Por ejemplo, el programa “hello World!” que lo que hace es desplegar las palabras “hello World!” en la pantalla del dispositivo, sea éste cual sea, le añade unos 280 KB. Es decir, que si la app ocupa digamos 20KB, con el runtime nos estaremos acercando a los 300 KB en PhoneGap. Sin embargo, esto no es tan malo como parece, porque si una app crece en complejidad, el runtime no necesariamente crece en la misma proporción. De hecho, prácticamente el tamaño del runtime no cambia.

Si se desea usar la versión de código abierto de PhoneGap, puede ignorar el SDK de la plataforma para la cual quiere programar, porque lo único que necesita es empacar la app web como nativa. Para ello, puede suscribirse al PhoneGap Builder. Esto lo que hace es tomar su app web y convertirla en la app ativa de la plataforma de su preferencia. Usted simplemente sube el código a PhoneGap y el servicio empaca todo lo que necesita y le regresa una app que corre sin problemas. Esto sin duda puede hacer la vida menos miserable, pero añade un costo extra. Por supuesto que aún no está todo dicho, porque este esquema aún está en fase beta.

Hasta hoy, PhoneGap soporta iOS, iOS(XCode4), Android, Blackberry, WebOS, Bada y Symbian. Hay también ya un beta de Windows Phone 7 (Mango). cabe decir que no todas las plataformas son soportadas en todos los servicios nativos que pueden ofrecer, por lo que hay que ser cuidadoso en qué se usa para que pueda ser procesado por PhoneGap Lo que sí es un hecho actualmente es que las versiones últimas de iOS, Android y Blackberry tienen el mismo soporte uniforme (aunque el media access no se soporta por parte de Blackberry).

Lo fundamental de PhoneGap es que de alguna manera su runtime es un navegador especializado, diseñado exclusivamente para dar servicio a HTML/CSS y JavaScript. Gracias a ello se puede escribir una app web sin hacer referencia jamás a ninguna plataforma en particular, pero la presentación final de la app puede variar de acuerdo a los recursos de hardware que ofrece cada plataforma móvil.

Y aunque a más de uno esto le signifiquen problemas, es claro que este enfoque puede permitir que muchas apps salgan a la comercialización en cualquiera de las plataformas mencionadas más rápidamente y con menos errores o problemas de compatibilidad.

Fuente:PhoneGap

Desde la Red…
Comentarios