Aparentemente la tendencia es que todo lo que hacemos vía la computadora termine guardándose en la nube, lo cual son simplemente servidores externos, que quién sabe dónde están (y tampoco nos importa), pero que guardan toda la información y contenidos que decidimos tener accesible todo el tiempo (siempre y cuando haya una conexión a Internet). De hecho, el principal problema del desarrollo de la nube es la confidencialidad. ¿Quién nos garantiza que nuestros datos solamente estarán accesibles para nosotros y no para terceros? De hecho, me atrevo a pronosticar que cuando la nube se imponga, sabremos de violaciones de terceros a cuentas en servidores de la nube, en donde a más de uno le habrán copiado o borrado sus datos.

Por ello, el desarrollo de la nube probablemente requiera de herramientas específicas para esta tecnología, y Opa, un lenguaje de programación, parece ser el indicado en este tema. Opa es una nueva plataforma de desarrollo para la web, que permite escribir aplicaciones distribuídas usando una sola tecnología. Opa -de acuerdo a quienes lo diseñaron- es conciso, simple, concurrente, distribuído dinámicamente y seguro.

Opa es de hecho un lenguaje de programación con una biblioteca estándar, que comprime un manejador de bases de datos, un servidor web, un marco de trabajo para el lado del servidor, otro para el lado del cliente, un sistema de distribución, una herramienta para auditar la seguridad pero sin la necesidad de una administración pesada, la cual requiere además el tener en cuenta otros ambientes y herramientas de programación. Opa está pensado para hacer al programador web la vida fácil.

Desarrollar en Opa es simple: Primero, hay que escribir el código en Opa, el cual es todo un lenguaje. Así que no se trata de escribir parte del código en Javascript o en SQL. No, nada de eso. Entonces se compila el código y Opa se encargará de analizar la seguridad, generar el código para el navegador -desde el servidor para la base de datos- y combinar esto con un servidor web. Finalmente, lanzar el programa ejecutable en cada navegador, incluídos los navegadores de dispositivos móviles, que se pueden conectar a la aplicación escrita. No hay entonces necesidad de instalaciones especiales, o el administrar las bases de datos desde el servidor, entre otras cosas.

Poniéndolo de forma sencilla, Opa es un lenguaje de programación con una biblioteca de ejecución (runtime), diseñada para llevar a los desarrolladores web de principio a fin en sus desarrollos sin las complicaciones actuales que se tienen que pasar para tener aplicaciones corriendo directamente en la web. Hay que darle una oportunidad, sin duda.

Fuente: OpaLang 

Enlaces Patrocinados
Comentarios