Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

oracle-google00

Las dos empresas de tecnología, Oracle y Google, se han enfrascado ya desde hace un par de años en una batalla legal sobre el uso del lenguaje Java en Android. Es claro que Oracle, dueño de Java (al comprar Sun Microsystems), busca obtener ganancias de todo lo que genera. Java fue una de esas ideas que se puso en código abierto en su momento, pero ahora el gigante de las bases de datos no parece estar contento con este enfoque y al ser dueños del lenguaje en cuestión, buscan que Google les pague mucho dinero porque Android, finalmente, es un éxito.

Oracle pide ahora 9.3 mil millones de dólares en daños en su demanda de derechos de autor sobre el uso de Java en Android. Esto es 10 veces la suma que pedían en el 2012 en el caso del juicio original de ese año. Google se prepara ara ir a la corte para este nuevo juicio, que empezará el 9 de mayo, en donde estarán presentes Larry Ellison, de Oracle y Eric Schmidt, de Google.

El nuevo juicio será llevado por el juez William Alsup, el cual tratará sobre el problema del uso justo de los APIs de Java, el cual empieza en el 2010 cuando Oracle inició su demanda contra Google citando patentes y violación de los derechos de autor. Después de muchas demoras, se llegó a abril del 2012 en donde el jurado rechazó unánimemente la violación de las 8 patentes de Oracle pero quedó pendiente el asunto del uso justo de Google en su defensa de los derechos de autor.

Alsup llegó a la decisión de que los APIs de Java (de Oracle), no son susceptibles de derechos de autor. Sin embargo, esto se pasó a una corte de más rango, en donde Oracle ganó su apelación en este sentido. No obstante esto, Google apeló a la Suprema Corte, la que declinó reconsiderar las decisiones sobre el derecho de autor de las APIs. Por ende, ahora las cosas regresan a la corte distrital federal en San Francisco. James Malackowski, un experto contratado por Oracle, ha preparado un reporte sobre la nueva acción de la empresa contra Google.

Malackowski bosqueja que la mayoría de las ganancias de Google viene de violar los derechos de autor de Java en los 37 APIs, de acuerdo a los siguientes “hechos”:

  • La violación de los derechos de autor de Java fueron críticamente importantes en el momento en que Google lanzó la plataforma Android.
  • La estrategia de Google de lanzar Android como una plataforma móvil para asegurarse una utilidad continua a través de sus servicios de búsqueda en conexión con los anuncios en los móviles. estas búsquedas han generado una utilidad significativa para Google y la plataforma Android es un componente crítico del negocio de Google, particularmente en las búsquedas en dispositivos móviles.
  • Los derechos de Java violados son necesarios y críticamente importantes para la operación de la plataforma Android y sus aplicaciones.
  • Si Google no hubiese violado los derechos de Java, Sun habría generado más utilidades por licencias que en su plataforma Java ME.
  • Sun podría haberse posicionado estratégicamente introduciendo una plataforma móvil exitosa por sí misma o a través de una licencia.
  • Los 9.3 mil millones de dólares podría ser equivalente a casi el doble de las ganancias de los 4.9 mil millones que hizo la empresa Alphabet (Google), el último cuarto.

Google contesta a los argumentos de Malackowski: Ignora por una parte los estándares con respecto a los daños por derechos de autor y se equivoca al ofrecer nada que se parezca a un análisis de un experto. Google indica que los 37 APIs son una fracción de un porcentaje del código que hay en la compleja plataforma Android dentro del teléfono y además, se equivoca en igualar el valor de todo Android con el valor de 37 APIs.

Con respecto de lo que Sun pudo haber logrado en utilidades, Google indica que el proyecto de Sun, Acadia, para desarrollar su propio sistema operativo móvil Linux/Java nunca terminó por tener forma, por lo que ese argumento de Malackowski resulta falso.

La realidad es que Oracle ha visto que Android ha logrado un enorme éxito y desde luego, quiere colgarse del mismo y sacar provecho de ello. Google, en cambio, plantea que los argumentos y la cantidad demandada por Oracle habla claramente de que ni siquiera se han analizado los detalles técnicos del problema. En el fondo es una batalla legal por dinero, mucho dinero.

Referencias:

i-programmer 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios