Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Evan Andersen, un estudiante de la Universidad de Toronto, descubrió un bug en las tarjetas gráficas de Nvidia con el que, en algunas ocasiones, se expone el contenido de las sesiones del modo Incógnito de Google Chrome por medio de otras aplicaciones.

Este joven se encontró con dicho problema hace dos años, al abrir el juego Diablo III. Por unos segundos, mientras el título iniciaba, la pantalla de carga le presentó una captura de su más reciente sesión del modo Incógnito de Chrome.

Esto le sorprendió bastante, ya que Google anuncia y describe dicha función como una manera de navegar por la web de forma privada, además de que se supone que borra todo el caché y los datos de navegación en cuanto la ventana del modo Incógnito se cierra, lo que hace que no deje rastro en la computadora en donde se usó.

De acuerdo con Andersen, esta última parte no ocurría en su caso y después de investigar el problema, se dio cuenta que se debía a una falla entre el controlador de la tarjeta gráfica Nvidia y el propio Google Chrome.

Básicamente, lo que sucede es que después de cerrar el navegador, el framebuffer de la tarjeta gráfica no se borra correctamente y vierte el caché a la memoria libre, permitiendo que se filtre a otras aplicaciones y que otros usuarios de la misma computadora puedan acceder a la información utilizada anteriormente en el modo Incógnito.

Debido a ello, el estudiante envió el reporte de dicho bug a ambas compañía hace dos años, pero ninguna de los dos pudo corregirlo. Y lo que es peor, es que Google lo marcó como que no lo repararía debido a que el modo Incógnito de Chrome aparentemente no estaba diseñado para proteger al usuario de otros en la misma computadora.

De ser cierto, esta explicación se contradeciría con la descripción que Google da para dicha característica, la cual se supone es para navegar por Internet sin guardar el historial de los sitios que visitamos o el caché de los mismos.

Y parece ser que el problema persistirá, ya que ninguna de las dos compañías parece tener intenciones de solucionarlo, algo extraño, ya que se trata de un problema serio en el que un usuario sin privilegios y con el suficiente conocimiento podría espiar a otro sin ningún problema.

Referencia: International Business Times

Desde la Red…
Comentarios