Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los que hemos ido a un show que nos remonte a tiempos en los que las comodidades tecnológicas hubieran sido consideradas como brujería, nos hemos decepcionado al ver tales cosas como puntos de acceso a internet modernos en el restorán de comida rápida justo en medio de la ‘auténtica’ plaza medieval. Para evitarlo, los encargados de un parque temático bíblico israelí han aprovechado parte del decorado al convertir a los burros del pueblo en hotspots WiFi para evitar romper con el encanto.

El parque temático Kfar Kedem en Israel es tan auténtico y fiel a los tiempos bíblicos que comenzó a ahuyentar a los potenciales visitantes debido a la suciedad, hostilidad e incomodidad de aquella época. Fue entonces cuando los gerentes de este peculiar parque decidieron hacer del medio de transporte predominante (los burros) un conveniente punto para conectarse al internet mientras viajaban por las sucias, inmundas y mal pavimentadas calles de una ciudad de los tiempos de Jesús.

Kfar Kedem permite a sus visitantes vivir una verdadera experiencia bíblica al observar y participar en algunos de los quehaceres cotidianos de los actores que ‘viven’ allí. Labores típicas como hacer pan o fabricar aceite de oliva ofrecen una interesante experiencia que realmente te pone en los pies de un habitante de la Galilea antigua dominada por los romanos. Sin embargo, debido al alto precio de las fotografías y postales del lugar, los gerentes decidieron armar a 5 de 30 de los burros que andan por las calles con routers inalámbricos que te ofrecen la oportunidad de subir fotos de tu aventura a través de tu smartphone.

Quizá esta estrategia atraiga a un número mayor de visitantes que mueren por disfrutar de las carencias de los tiempos bíblicos mientras suben un sinfín de fotos con filtros raros en Instagram. Esta iniciativa ayuda también a no romper el encanto ‘bíblico’ del lugar al arruinar el escenario con la aparición fortuita de un anuncio de ‘WiFi Hotspot’ junto a un cajero automático justo al lado de la cabaña del panadero local.

Referencias: Fast Company y GeekoSystem

Desde la Red…
Comentarios