Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

LiFX planea ser la re-invención de los focos y volverlos inteligentes

Kickstarter se ha vuelto con el tiempo uno de los sitios más emocionantes para encontrar todo aquello con lo que hemos soñado. La clave es que aquí se puede tener acceso al pensamiento en grande, por parte de las mentes creativas, sin tener que depender del financiamiento de grandes empresas. LiFX es un proyecto que superará muchas expectativas, al dotar a los inquilinos de cualquier casa con luz inteligente que puede ser controlada desde un teléfono.

A grandes rasgos, LiFX es un juego de focos LED con conexión Wi-Fi que se vinculan a una aplicación instalada en un teléfono inteligente Android o iOS. Desde la app, el usuario puede encender, apagar, regular la intensidad de la luz, cambiar su color, hacer que encienda y apague e incluso que lleve el ritmo de su música favorita.

La instalación, según los creadores, es tan simple como colocar cualquier foco en el socket que todos conocemos. Basta con enroscar el o los focos, descargar e instalar el software en el teléfono y, finalmente, configurarlo para crear ambientes de color en el hogar.

A través de la conexión Wi-Fi local, uno puede programar el encendido automático de las luces en toda la casa o hacerlo habitación por habitación. También se puede establecer un encendido lento y por niveles de intensidad de la luz para cada mañana, de forma que no sea tan agresivo para la visión.

Otra ventaja con este tipo de iluminación es que consume mucha menos energía que los focos comunes, puesto que utiliza luz LED. Según los creadores de LiFX, cada foco puede tener una vida de hasta 25 años, además de que los apagadores ya instalados en casa seguirán siendo funcionales.

La única desventaja con LiFX, si se le quiere ver así, es que el precio por cada foco será bastante elevado, sobre todo si quieres remplazar cada bombillo que tengas en casa. Cada unidad tendrá un costo de 69 dólares, ahora que está en proceso de desarrollo y que se siguen recibiendo donativos para concretar el proyecto.

No se sabe cuánto costará hacerse con un foco de LiFX cuando se haya comercializado, pero la buena noticia es que la meta de recaudación de 100 mil dólares fue ampliamente superada, así que esto tendrá que hacerse realidad tarde o temprano. Nosotros no podemos esperar ponerle las manos encima a estos bombillos que irradian luces de todos colores, ¿qué tal tú? Mira el video para saber más.

Referencia: Kickstarter

Desde la Red…
Comentarios