Hace unos años, mi hermano Pedro estaba trabajando en un manual técnico. Para ilustrarlo mejor, había tomado algunos videos y se enteró de alguna manera que estos podían colocarse dentro de un documento en formato PDF, de Adobe. Así, podía tener el texto explicando alguna cuestión específica y el lector podía entonces ver el video en donde se ilustraba el asunto.

Cuando vi lo que había hecho, pensé que debería haber algo parecido pero para el ajedrez. Es decir, uno lee un libro de ajedrez normalmente frente a un tablero físico, en donde se van reproduciendo las jugadas. Unos pocos jugadores no necesitan de tablero y pueden leer libros de ajedrez como si leyeran una novela, pero sin duda son los menos. Una alternativa a esto es usar por ejemplo, Chessbase, un software para reproducir partidas, e ir haciendo las jugadas de las partidas del libro en el tablerito electrónico. De hecho, muchas monografías de aperturas de la empresa alemana (Chessbase), son como “libros electrónicos”. Chessbase tiene además algo que se llama “ChessMedia”, lo cual son videos de jugadores muy fuertes, entre ellos inclusive Kasparov, los cuales analizan en video las partidas que se muestran en el tablero electrónico del software. De alguna manera el video está enlazado al tablero y así lo que va diciendo el maestro se refleja en las jugadas que se ven en el tablero.

Hoy me entero de una idea interesante, que me parece ya la gente de Everyman Chess ya tenía en cierta medida avanzada: un sistema de libro electrónico en donde puede seguirse, en un tablero virtual, los análisis que se van dando página tras página. Lo idea es tener un iPad por el tamaño, pero el sistema se puede usar también en un iPod touch o un iPhone. De esta manera, ya el tablero físico puede pasar a la historia y estudiar ajedrez se hace ahora de la manera más fácil posible. Quizás habrá que esperar un tiempo a ver qué títulos nuevos aparecen, porque la oferta de libros de ajedrez con este sistema aún se ve pobre.

Cabe decir que la empresa de Stephen Wolfram, los que hacen el software Mathematica, desarrollaron un sistema de libros electrónicos interactivo (diseñado para matemáticas, desde luego), el cual permite una interacción fascinante, lo cual podría ser la nueva moda en lo que se refiere a libros electrónicos. Crear libros interactivos con Mathematica requiere de tener este sistema y cualquiera con ganas e interés puede crear sus propios documentos interactivos. Sin embargo, con la idea de los libros de ajedrez de eplubooks, hay que esperar que el fabricante decida incorporar nuevos títulos. Habrá que ver si esta idea pega en el público ajedrecísta y se vuelve a la larga un estándar. En el mientras, he aquí el video promocional de esta empresa:

Fuente: eplusbooks

Enlaces Patrocinados
Comentarios