Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No sé a ustedes, pero a mí ya me empieza francamente a molestar que cuando entro a alguna página por información, muchas veces me piden que me registre, gratis casi siempre y en menos de dos minutos. Todos esos sitios después mandan la confirmación a la cuenta de correo que les haya dado para así confirmar mi registro y ellos confirmar que se registró una persona con una cuenta de correo real. Y aunque digan que en ese sitio en particular no se comparten datos ni se usan para generar correo spam, es claro que eso no lo cumplen en muchas ocasiones.

El asunto es que acabo de descubrir que no estoy solo. Veo que más de la mitad de las aplicaciones móviles se desinstalan por las políticas de esas compañías de software que se la pasan pidiendo datos a los usuarios. Muchos de ellos al ver apps que les piden correos electrónicos o información personal, desestiman el seguir usando esas apps, de acuerdo a una encuesta llevada a cabo por Pew Research. El reporte se basa es un estudio con 2254 adultos en los Estados Unidos, en el período de marzo 15 a abril 3, del 2012.

88% de los adultos en ese estudio tenían teléfono celular y 43% dijeron que descargaban apps a sus teléfonos, pero los consumidores están más alerta de dar información personal a estas aplicaciones. La encuesta reveló que el 54% de los usuarios de apps decidieron no instalar la app cuando descubrieron cuanta información personal se necesitaba alimentar a esos programas para poder usarlos. Además, 30% de los usuarios de apps desinstalaron una app que ya tenían en sus teléfonos cuando se dieron cuenta de que recolectaba información personal que no querían compartir los usuarios.

Información más detallada mostró que aquellos en el grupo de 18 a 29 años, fueron quienes más apps tenían en sus teléfonos. Los hombres, un poco más que las mujeres, bajaban más apps y los usuarios hombres fueron más quisquillosos desinstalando apps que descargaron y que le pedían datos personales.

En promedio, la proporción de usuarios que habían desinstalado o rechazado el instalar una app por problemas de privacidad en los datos, fue de 57%. Si consideramos que este número es superior a la mitad de las apps que la gente descarga, es claro que los programadores (y las empresas de software), deberían tomar nota al respecto, porque tanta petición de información personal de los usuarios puede hacer fracasar un buen programa, una buena app, simplemente porque a la gente le cuesta más y más trabajo soltar información privada a quienes programan apps.

Referencia: Privacy and Data Management on Mobile Devices

Desde la Red…
Comentarios