Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La NASA ha decidido ofrecer los mosaicos de los taxis espaciales, diseñados para disipar las enormes cantidades de calor a los que la nave espacial estaba sometida al reingresar a la atmósfera terrestre. Igualmente ofrece la comida de los astronautas, pero solamente para escuelas y universidades en términos de que se trata de objetos ya históricos.

Hay alrededor de 350 comidas empacadas para poderse consumir en el espacio. Solamente se necesita agua en algunos casos, o calentarla en otros, para poder disfrutar de lo que los astronautas comían en sus misiones alrededor de la Tierra. No se requiere de refrigeración además. Las peticiones se procesan sobre la base de que el primero que llega es al primero que se le atinde. Sin embargo, la comida no es para comerse realmente, sino que está restringida para uso educacional.

Hay tres artículos en cada empaque: entrada, postre y paquetes líquidos . Quienes los pidan son responsables de pagar por el envío, que es de unos 28.03 dólares. Los pagos deben hacerse vía una tarjeta de crédito a través de un elnace web.

Se ofrecen unos 21,000 mosaicos disipadores de calor, a un costo de envío de 23.40 dólares. Se ofrecen bajo la misma premisa del orden en que se pidan, en ese orden serán servidos. Y solamente se otorga un mosaico por institución. Se requiere además un nímero del departamento de educación, NCES para escuelas e IPEDS para universidades para poderse registrar y así hacerse de un mosaico disipador de calor.

Sin embargo, hay más restricciones. Los primeros 30 días están reservados para que el Museo del Espacio de la NASA y el centro de visitantes de la agencia, sean los que puedan elegir los artefactos primero. Después, habrá un período de 90 días para que otras agencias federales y públicas tengan acceso a estas piezas. Desafortunadamente, no se pueden comprar por particulares.

Fuente: ibTimes

Desde la Red…
Comentarios