Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El mundo de la Fórmula 1 puede parecer algo totalmente desconectado a otras tecnologías, pero en este caso, de acuerdo a los servicios de Tráfico Aéreo de Gran Bretaña (NATS), más de la mitad de los aviones que aterrizan en el aeropuerto de Heathrow dan vueltas hasta por 20 minutos debido a lo congestionado de los aeropuertos.

NATS dice que el costo del carbón en el cielo representa unas 600 toneladas al día. Y es aquí donde McLaren, el equipo exitoso de la Fórmula 1 detrás del campeón Lewis Hamilton y Jenson Button, vienen a dar una inesperada solución: En los últimos años la compañía ha desarrollado software para modelar y analizar los datos que surgen cuando hay una carrera, lo que permite visualizar los diversos escenarios que pueden presentarse. Así se pueden tomar decisiones muy rápidamente lo cual puede ser la diferencia entre ganar una carrera o perderla.

En este nivel de tecnología terrestre podría estar la llave para terminar con la congestión de tráfico aéreo, rediciendo la emisión de CO2 eficientando la manera en que las aeronaves llegan a la terminal -una vez que han aterrizado- dejar a los pasajeros, recargar combustible y salir de nuevo al aire con la eficiencia de un F1.

Las similitudes entre una carrera de autos y un aeropuerto fue observada por vez primera por Peter Tomlinson, jefe de las soluciones de datos en NATS, mientras atendía una sesión de colaboración entre diversas industrias en el centro de tecnología de McLaren en el Reino Unido hace unos tres años. “Fue claro que el mecanismo de llegar a los pits, cambiar llantas, poner combustible y salir de nuevo a la pista es muy similar a lo que ocurre en un aeropuerto: llegar a la terminal, que los pasajeros salgan de la aeronave, recargar y de nuevo salir a volar“, dijo Tomlinson, que tiene más de 30 años de experiencia en la industria.

En los últimos tres años NATS ha trabajado con los ingenieros de McLaren para mapear las salidas y corridas de los aviones, como lo hacen en los pits de la F1. Pero ahora, indica Tomlinson, en lugar de tener a un estratega de las carreras, el sistema es operado por el control de tráfico aéreo de Heathrow.

De acuerdo a Geoff McGrath, gerente de las tecnologías aplicadas en McLaren: “A partir de lo que entiendo, NATS ha invertido en este tema porque no hay nada parecido a esto disponible“. El sistema está ahora en la etapa de “probar el concepto” y la expectativa de que pueda ser usado en otros aeropuertos es alta.

Así pues, en el futuro próximo podríamos tener la tecnología de los autos de carrera incidiendo directamente en l aeronaútica comercial.

 

Fuente: CNN

Desde la Red…
Comentarios