Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Uber no deja de jugar con fuego, aún después de todos los conflictos ya mencionados que han deteriorado poco a poco su imagen empresarial. Agresiones verbales, acoso sexual, discriminación, espionaje a detractores, y burlas a las autoridades, han sido algunos de los casos por los que la reputación de Uber comienza a ser cuestionada.

Sin embargo, la noticia que se dio a conocer el día de hoy, podría también dañar la imagen de la empresa, pues el CEO de la compañía, Travis Kalanick, ha demostrado no tener ni una sola noción sobre liderazgo y el manejo de un sistema empresarial.

Según The New York Times, Tim Cook se reunió con Travis Kalanick hace dos años aproximadamente para amenazarlo de retirar la aplicación de Uber de la App Store, debido a una violación a las directrices de privacidad de las aplicaciones iOS, además de haberlo hecho a escondidas. De acuerdo con los informes, Uber se dedicaba a registrar una huella digital de los iPhone que permitía identificar a posibles cuentas falsas.

Uber pudo haber estado espiando a conductores de Lyft

De este modo, la aplicación de Uber era capaz de identificar al smartphone incluso después de haber realizado una restauración de fábrica. La compañía tenía como argumento principal que teniendo la huella, se podría reclutar a un ejército de conductores y clientes confiables, aunque violando la privacidad de los usuarios.

Afortunadamente, los ingenieros de Apple se dieron cuenta de los trucos de Uber. Dicho motivo implicó que Tim Cook amenazara a Kalanick con quitar su aplicación de la tienda de Apple, lo cual tendría graves consecuencias para la base de usuarios que tiene Uber. Evidentemente, las guías de programación de aplicaciones establecidas se vieron afectadas al invadir la privacidad.

El espionaje de Uber comenzó en el año 2014. Los conductores de Uber se encontraban utilizando iPhones robados para crear cuentas inexistentes, y así generar y aumentar ingresos a través de trayectos falsos. Por ende, la compañía decidió identificar la huella digital de cada iPhone impidiendo que al borrar datos, se engañara al servicio.

Detienen a taxistas en Ecatepec que se hacían pasar por clientes de Uber para asaltar

El problema radicó en que Apple había prohibido seguir la identificación única de dispositivo en 2013 por motivos de privacidad y Uber realizó la práctica a escondidas. No hay que confundir la información con que Uber estuvo espiando a sus usuarios, lo único que hizo fue detectar la huella digital con el fin de evitar fraudes.

La compañía aseguró solamente detectar cuando una aplicación de Uber se reinstala, pero lo extraño del asunto es el hecho de haber ocultado el código a los ingenieros de Apple.

¿Podremos confiar en los argumentos que ha dado Uber?

Referencia: The New York TimesTechcrunch

Desde la Red…
Comentarios