El Gobierno del Distrito Federal está avanzando en un proyecto sobre comunicaciones vía fibra óptica e Internet. Se trata de una red de fibra óptica oscura (se designa así a la red que no se utiliza y que se alquila a otras empresas). El gobierno capitalino invertirá 30 mllones de dólares para instalar una red de esta naturaleza en el sistema de transporte colectivo Metro, con lo cual se podrá dotar de internet a la capital, principalmente a las instituciones de salud y educación, así como a dependencias locales y federales.

Para que una red como la planeada funcione, el GDF planea 7,200 puntos WiFi, que den acceso a la red Internet a más de 150 mil computadoras. Para ello, se deben instalar cuatro hilos de fibra óptica oscura en el STC Metro y 41 antenas con tecnología de radiofrecuencia WiMAX, protocolo definido por Intel.

Las antenas -se dice- se colocarán 20 de ellas en estaciones del Metro como las siguientes: Tacubaya, Constitución de 1917, El Rosario, Normal, Politécnico, Pantitlán, Tacuba, Sevilla, Eugenia, Allende, Barranca del Muerto, La Raza y Universidad. Otras 21 se colocarán en edificios del GDF y en escuelas. Además, se informó que entre los puntos externos al Metro las antenas con torres de 30 metros de altura se ubicarían en las delegaciones Azcapotzalco, Cuajimalpa y en las instalaciones de Educación Media Superior plantel Xochimilco y Cuajimalpa, UCM Cuautepec, entre otros. Con este proyecto el Gobierno del Distrito Federal podrá otorgar Internet a cerca de 4 mil planteles escolares, de estos actualmente dos mil planteles cuentan con Aula Digital.

Las autoridades locales firmaron convenios de colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, para que se les asigne una banda de frecuencia de operación, la cual será la frecuencia de los 3.3 GHz, así como con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que será quien provea el servicio de internet. Igualmente, las autoridades locales ya trabajan para poder utilizar la red de Delta de Supercómputo que pertenece a las universidades Nacional Autónoma de México y la Autónoma Metropolitana, y el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Politécnico Nacional, así como para obtener el permiso para conectarse en el sur con autorización de las comisiones Federal de Electricidad y la Federal de Telecomunicaciones.

De acuerdo al  director de Investigación en Tecnología del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF), Rodrigo Montúfar Chaveznava: “Lo que hay en este proyecto es la infraestructura oscura sin iluminar, está la firma de convenio para utilizar la red de Delta de Supercómputo que pertenece a la UNAM, UAM y CINVESTAV, así como permisos para conectarnos en el sur con autorización de la CFE y Cofetel”. También dijo que “actualmente se trabaja para la firma de un convenio para utilizar la red Delta de Supercómputo para conectar la acera del Metro Miguel Ángel de Quevedo a la CFE y de ahí hacia el Metro a Taxqueña utilizando parte de la infraestructura de postes del Sistema de Transporte Eléctrico”,  y agregó: “Estamos en una firma de convenio con esta red de transporte para que hagamos un tendido aéreo y obtener el Internet a través de la CFE”.

Al día de hoy, este proyecto de conectividad funciona de manera piloto en 22 escuelas del Centro Histórico, a las que brinda acceso a internet y se incrementará a finales de año a 100 planteles, con apoyo de la Secretaría de Educación Pública, y mediante la Red Dorsal Nacional de Impulso a la Banda Ancha (NIBA), la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Politécnico Nacional.

Habrá pues que ver si todos estos sensacionales planes se aplican. La red Delta, lo sé de buena fuente, ya está en operación desde hace tiempo. Ahora hay que esperar a que se puedan cumplir las expectativas de estos proyectos que bien podrían sacar del atraso tecnológico a una ciudad tan gigantesca como la Ciudad de México.

Fuentes: El Capitalino, El Sol de México

Enlaces Patrocinados
Comentarios