Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Mozilla, la empresa que hace el navegador Firefox ha actualizado el blog de sus laboratorios, y ha mostrado en ellos algunos de sus nuevos proyectos (los cuales sirven muchas veces como adelanto de lo que eventualmente termina siendo una característica de Firefox o de alguna tecnología abierta para la web). Por ejemplo, para usar este nuevo experimento de Mozilla y sus laboratorios, el usuario de Firefox tiene que instalar la extensión Open Web Apps, y aunque por el momento está enfocada a los desarrolladores, suena que quizás en le futuro todo el mundo podrá usar la extensión sin mayores conocimientos.

Se trata de que muchas aplicaciones web “se hablen unas con otras”, de manera sencilla y fácil. Lo interesante de esta idea de Mozilla es el potencial que tiene para la innovación, y es lo que precisamente Mozilla llama “Web Activities” (el concepto también ha sido llamado “web intents” y originalmente fue concebido por el desarrollador de Google Chrome, Paul Kinlan).

Por ejemplo, hoy día, supongamos que una aplicación para editar imágenes dentro de la web quiere dar acceso a usuarios que tienen sus fotos en línea. Para ello, tienen que trabajar un poco en el API de los servicios populares (Flickr, Picasa, Facebook), para que esto pueda ocurrir. Es decir, la aplicación web solamente puede trabajar con un servicio, digamos Flickr, pero si queremos usar otro servicio, el desarrollador nos tendría que decir qué hacer para poder usar esa app con un sitio no reconocido, digamos. Pero este problema se acentúa si un usuario tiene una foto hospedada en un servicio pequeño, lo que hace más probable que no podamos hacer nada con ella o bien, tengamos que cargarla de nuevo manualmente. A través de Web Activities, esto no sería ningún problema. Las aplicaciones de la web trabajarían en un lenguaje ‘estandarizado’ unas con otras sin tener que requerir entender o integrar la biblioteca de funciones (API) de cada servicio individual.

En el fondo la idea pretende que las aplicaciones se comuniquen fácilmente unas con otras y Android, por ejemplo, está buscando hacer eso en su plataforma telefónica. Y aunque el proyecto está recién empezando, podría hacer de las aplicaciones web algo mucho más poderoso.

La otra característica es la posibilidad de instalar extensiones y aplicaciones web que estén disponibles y que muchas veces los usuarios simplemente ignoran. Así, si uno entra con Firefox a un sitio que ofrece una app web, entonces desplegará una notificación diciendo que puede instalarse. Esto haría en algunos casos la navegación mucho más cómoda o útil para usos muy particulares. Hay de hecho cientos de extensiones. ¿Quién las usa? ¿Quién sabe que existen?

Por supuesto, por el momento estas características son experimentales, y hay la posibilidad que no se genere una masa crítica de interés y que nunca se lleven a cabo. Sin embargo, en este particular Mozilla y Google Chrome están trabajando juntos para llevar estas nuevas ideas a la web.

Fuente: Techcrunch

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios