Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Es muy común que una conexión inalámbrica WiFi de pronto no sea suficiente en algún área del local donde se encuentra. Esto pasa tanto en comercios como en las casas. Muchas veces tenemos que movernos con nuestros dispositivos inalámbricos para tener señal de internet.

Por supuesto que pueden conseguirse amplificadores de dicha señal, pero es claro que esto tiene un costo. Dado esta restricción, a alguien se le ocurrió incrementar la señal WiFi utilizando elementos caseros y en particular, algo que a más de uno le parecerá atractivo: una lata de cerveza.

The Chive” es el usuario que nos da las instrucciones para incrementar la potencia de la señal WiFi. Aquí la pregunta importante es: ¿qué clase de cerveza hay que usar? Para este proyecto se necesitan tijeras, un cutter, adhesivo y una lata de cerveza vacía. Se puede vaciar más de una en caso necesario, pero que quede claro, solamente el ruteador necesitará una sola.

El primer paso es limpiar la lata de cerveza. Una vez que haga esto, bebiendo previamente su contenido y limpiando con agua la lata hasta que seque, entonces remueva la pestaña para abrirla.

El siguiente paso solamente hágalo si no está bebiendo. Use el cutter. Vea el fondo de la lata. Es probable que no encuentre una línea punteada roja para que le diga dónde cortarla. Si ve dicha línea, deje el cutter en un lugar seguro. Es probable que usted haya bebido demasiado.

Podría pasarle que la pestaña en donde se abre la lata siga en su lugar. Claramente hay dos razones para que ocurra esto: uno, que usted realmente ya está borracho y nunca la removió. La segunda posibilidad, y la más factible, es que la pestaña se regeneró espontáneamente.


Las imágenes podrán indicarle los pasos a seguir. Quizás hacer esto sobrio es finalmente una buena idea.

Fuente: Discovery

Imágenes, cortesía de The Chive.

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios