Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Aparentemente la idea de tener una máscara de uno mismo no es tan descabellada. En Japón hay mucha gente que está dispuesta a pagar mucho por tener una réplica de su rostro o incluso, de su cabeza completa… o al menos, eso es lo que dice la empresa REAL-f, que ofrece modelos tridimensionales extremadamente realistas de rostros humanos y cabezas, hechas de una resina de vinyl, utilizando para ello su propia técnica de modelado llamada 3DPF (3 Dimension Photo Forms).

Para poder crear una máscara, REAL-f toma un número de fotografías del rostro de la persona (o cabeza), desde varios ángulos, y las imprime en una resina de vinyl que se pone sobre el molde. La técnica de modelado se ha reportado como estupenda para crear un alto nivel de realismo, incluyendo detalles de los iris, de las venas y poros. Además, la máscara es resistente al agua y es en color. Es posible ordenar solamente la máscara o un maniquí 3D de una cabeza humana.

Estas réplicas son sin embargo, muy costosas. Una máscara 3D tiene como precio unos 3,920 dólares para la primera y 780 dólares para cada copia adicional, mientras que el precio de las cabezas empieza en 5,875 dólares para la primera y 1,960 dólares para cada copia adicional.  Las órdenes se están recibiendo en la página de REAL-f. Toma un par de semanas convertirse en el poseedor de una réplica de su propio rostro, o tres semanas si se trata de la cabeza completa.

No obstante, la idea no es tan original como pudiésemos creer. El sitio ThatsMyFace.com, le permite a los clientes ordenar esculturas de rostros 3D basados en fotos subidas al sitio o mandadas por correo. Estas máscaras son buenas, pero mucho menos realistas que lo que ofrece la companía japonesa.

Fuente:  REAL-f

Desde la Red…
Comentarios