La empresa japonesa Fujitsu ha anunciado la disponibilidad mundial para su nueva supercomputadora PRIMEHPC FX10, la cual puede ser escalada hasta tener unos 1,024 racks en su configuración y un poder teórico de procesamiento de unos 23.2 petaflops. Hace apenas un par de años la supercomputadora Roadrunner rompió la barrera del desempeño en su procesamiento de petaflops, esto es un trillón de operaciones de punto flotante por segundo. Antes aún, la supercomputadora de Fujitsu “K”,  había asegurado el primer lugar en el ranking de las supercomputadoras con un desempeño de 8.162 petaflops. Ahora la compañía anuncia la disponibilidad de su supercomputadora PRIMEHPC FX10, la cual puede ser escalada a niveles antes jamás soñados.

Los sistemas que llegan a los petaflops consisten en miles de nodos de computación conectados vía un sistema de muy alta velocidad entre ellos. El nuevo esquema de Fujitsu está hecho de 98,304 nodos que corren con el nuevo procesador SPARC64 IXfx de 1.848 GHz y que contiene unos 6 petabytes de memoria en su configuración potencial más grande. Cada procesador tiene 16 núcleos y es capaz de un desempeño “personal” de unos 236.5 gigaflops, así como un desempeño por watt de más de 2 gigaflops.

La PRIMEHPC FX10 usa una conexión Tofu (que viene de las palabras Torus Fusion), una arquitectura en forma de dona de 6 dimensiones, altamente flexible, que tiene 10 enlaces en cada nodo y que es capaz de tener un ancho de banda de unos 5 GB de desempeño en cada dirección

Fujitsu ha indicado que la nueva computadora incluye las mismas funciones RAS interconstruídas, halladas en los mainframes, los cuales han probado ser muy estables. Igualmente se benefician del enfriamiento por agua que reduce en promedio los costos del enfriamiento del equipo. La compañía ha dicho también que para asegurar altos niveles de confiabilidad y operatividad, todos sus componentes, desde los procesadores hasta el middleware HPC original, se han desarrollado por la misma empresa como software in-house.

Del lado del software, el FX10 opera con un sistema Linux OS (no me extraña), con una suite técnica hecha para manejar un sistema de archivos distribuído de alto desempeño llamado FEFS (capaz de compartir entre sí unos 100,000 nodos), así como la tecnología VISIMPACT de Fujitsu. Se dice que esta última hace automática la implementación del modelo híbrido de programación en paralelo de forma que se mejora la escabilidad, combinando hilos de ejecución cuando un proceso se divide en muchos hilos de ejecución, a través de una interfaz de mensajes llamada MPI – Message Passing Interface, la cual divide a un programa en muchos procesos. Cabe señalar que automatizar el paralelismo de procesos sigue siendo una labor altamente manual.

El usuario final accede al sistema a través de un navegador web al portal HPC, para editar archivos, compilar o hacer labores administrativas, mientras que un Portal de Manejo de Operaciones permite administrar, monitorear y operar el sistema. Fujitsu planea vender unas 50 máquinas PRIMEHPC FX10 en los siguientes tres años y aparentemente el sistema podría ser muy útil para las aplicaciones complejas de simulación (como las del clima, por ejemplo, o la de materiales cerámicos). La oferta de estos equipos empezará en enero del 2012.

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios