Facebook

En una movida más de las grandes corporaciones por controlar todos y cada uno de los aspectos de nuestra privacidad, Facebook, el campeón de las redes sociales, ha llevado a cabo una iniciativa que reemplaza el correo electrónico original con el que te diste de alta por el servicio de Facebook. ¿Qué significa esto? Que tu antigua cuenta de Gmail, Hotmail o Yahoo aparecerá en tu perfil como @Facebook. ¿Hay manera de remediarlo? Averígualo aquí.

No se preocupen, sólo se trata de un método de esta red social para ‘facilitar’ la búsqueda de personas mediante su correo electrónico. La homogeneización de todas las direcciones bajo un mismo sufijo propone una localización más eficiente. Sin embargo, si uno es de los paranoicos que consideran esto una violación más de su privacidad, existe una alternativa.

De acuerdo con el sitio especializado LifeHacker, para resolver esto, sólo se necesita ir a ‘Actualizar información’ justo en tu perfil. Desde ahí, uno debe bajarse hasta encontrar la información de contacto y elegir la opción ‘editar’. Una vez ahí, uno tiene que cambiar la opción de la dirección de Facebook a ‘No se muestra en la biografía’ y cambiar la opción de la dirección de correo primaria a ‘Mostrado en la biografía’. Así es como tu correo regular regresa a como estaba antes. ¿Sencillo? Nadie lo pudo haber puesto mejor.

El hecho de ver tu dirección como [email protected] en lugar del original [email protected] resulta un tanto molesto para las personas que no quieren verse tan asociadas con la compañía dirigida por Mark Zuckerberg. Después de todo, no se trata de algo serio, sólo un ajuste estético que bien puede ser ignorado. Inténtelo y se divertirán viendo como Facebook manipula su información sin que ustedes se percaten.

Hasta ahora, la polémica que gira alrededor de Facebook sobre las supuestas violaciones a la privacidad de sus usuarios no ha hecho más que exacerbar el fuerte ostracismo que muchas personas han comenzado a desarrollar debido a la desconfianza que se le tiene a las grandes compañías y sus garrafales brechas de seguridad. Incidentes como la pérdida de passwords en LinkedIn y el polémico sistema de reconocimiento de Facebook, no han ayudado en resolver este problema. ¿Continuará la polémica?

Referencias: Yahoo AllFacebook

Enlaces Patrocinados
Comentarios