Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un fabricante de semiconductores de Japón, Rohm, ha creado un chip con antena que puede ser capaz de transmitir 1.5 Gbps, con un potencial de hasta 30 Gbps en el futuro. Si comparamos esto con la transmisión de la red WiFi más rápida (802.11), hallaremos que va esta última a 150 Mbps. Por su parte, el siguiente estándar, WiGig, tiene como límite 7 Gbps.

Este es sin duda un avance significativo considerando que la recepción y transmisión de ondas a frecuencias que van de 300 GHz a 3 THz se hace a través de un chip y una antena que no miden más de dos centímetros de largo. Rohm además indica que en un par de años, cuando el chip esté listo para su comercialización, podría costar menos de 5 dólares la pieza. Esto, en comparación con lo que existe actualmente a nivel terahertz, es baratísimo. Actualmente las tecnologías existentes en terahertz son costosas, complejas y además solamente pueden mandar en promedio unos 100 Mbps.

Sin embargo, las transmisiones en la frecuencia de los terahertz no reemplazará el estándar de 2 y 5 GHz de las redes caseras. El problema es que mientras mayor es la frecuencia, más direccional tiene que ser la señal, y la transmisión en terahertz, la cual está en las longitudes de onda de 0.1 a 1 mm. están casi al mismo nivel que el laser… el cual bien sabemos lo direccional que puede ser.  En otras palabras, el chip de Rohm podría permitir algunos dispositivos casi mágicos en las redes caseras, pero por el momento sería ilusorio pensar en que la ciudad donde usted vive de pronto diera acceso inalámbrico a internet a 30 Gbps.

No obstante esto, el nuevo chip de Rohm podría tener un gran impacto en los sistemas de vigilancia e incluso, en imagenología médica. Los scanners actuales que revisan el cuerpo entero de una persona trabajan a longitudes de onda que caen en los milímetros. Sin embargo, esto parece ser menos peligroso que los aparatos de rayos X. Un scanner que trabaje a longitudes de onda de milímetros (en el rango de 30 a 300 GHz) pueden ver a través de la ropa. La radiación de los terahertz, siendo ésta por debajo de los milímetros, puede penetrar un par de ellos en la piel de las personas. Probablemente este tipo de tecnología sea el siguiente a usarse en las aplicaciones de vigilancia aeroportuaria.

Fuente: Extreme Tech

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios