Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

cifrado-00
El cifrado o encripción de datos es sin duda una pesadilla para algunas naciones. El hecho de que los ciudadanos tengan derecho a cifrar su información de manera que solamente las partes interesadas puedan verla, hace que algunos gobiernos piensen que este tipo de tecnologías solamente se pueden usar para el mal. Un ejemplo reciente es la lucha que el FBI tuvo con Apple pues la autoridad gubernamental quería conocer la información contenida en el iPhone de uno de los matones del incidente de San Bernardino.

Pero por otra parte, y paradójicamente, algunos gobiernos también buscan tener aplicaciones o herramientas que permitan cifrar su información y que ésta no pueda estar accesible al público en general y que además, sea “inhackeable”. Por ello, DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency), busca una plataforma para “mensajes y transacción de los mismos que sea segura”. Esta plataforma tendría los mecanismos estándar de encripción como hoy tiene por ejemplo WhatsApp, pero también debería poder hacer uso de una estructura que pudiese ser más sólida a la vigilancia y a los ciberataques.

De hecho, DARPA está dispuesto a pagar por un sistema de estas características. Dicho de otra manera, DARPA lo que quiere es una especie de muro público donde cualquiera pueda monitorear o poner mensajes, pero solamente la persona correcta pueda descifrarlo.

Un sistema como este tendría ventajas, como tener una estructura descentralizada, lo cual haría la vida más difícil a un espía o hacker para obtener los metadatos, según Frederic Jacobs, un investigador independiente de seguridad quien en el pasado trabajó en un sistema de mensajes cifrados para la app Signal.

El sueño de DARPA de su app para mensajería segura se desarrollaría en tres fases: la primera se enfocaría a crear un modelo para una plataforma descentralizada, en la que se experimentaría  con protocolos y esquemas de encripción. La segunda etapa consistiría en el desarrollo, prueba y creación de un prototipo que funcionara y trabajara. La última etapa sería enfocarse en la comercialización y en la implementación completa. De esta forma, DARPA pareciese que además,  buscaría así que esta plataforma la pudiese usar cualquiera.

El proyecto se encuentra bajo la reglas del programa Small Business Technology Transfer (STTR). Se espera que en la primera fase, quienes tengan éxito en poder entrar en este programa, reciban no más de 150 mil dólares por el primer año. las compañías e investigadores que sen parte de la fase uno podrían ser elegibles para la fase dos, en donde habría hasta 1 millón de dólares por los siguiente do años. Finalmente, en la fase tres, la o las compañías involucradas podrían buscar la comercialización y con ello dejar de recibir fondos gubernamentales.

Es evidente que la información es ya un valor importante en este siglo y por ello, es muy probable que haya un “boom” en los sistemas de encripción y cifrado, que probablemente serán cada vez más difícil de decodificar por quienes busquen información privilegiada para usos probablemente ilegales.

Referencias:

MotherBoard
SlashDot

Desde la Red…
Comentarios