El mundo de la museología es realmente muy complejo. Cuando uno visita un museo no se da cuenta de la cantidad de detalles que hay para que la sala -del tema que sea- esté puesta de manera tal que el visitante tenga acceso a información relevante, a ver las piezas de interés, a tratar de motivar conocer más de un tema particular. La ciencia de la museografía no es trivial y además, hay que estar siempre atentos a los avances tecnológicos. Montar y echar a andar un museo no es cosa fácil y en general se requiere mucho dinero.

Por ejemplo, en el Louvre muchos paseos dentro de ciertas salas requieren una actualización tecnológica. Hasta ahora, en el museo parisino pueden escucharse a través de audífonos colocados en ciertas partes de los diversos recintos con la información relevante sobre tal o cual pintura, sobre ésta o aquélla escultura. Pero seamos sinceros, cualquier teléfono celular inteligente podría darnos mucha más información que la que puede proveer el propio Louvre. Así que pensando en esto, el museo más visitado del planeta ha decidido reemplazar sus guías de audio con un dispositivo del siglo 21: el Nintendo 3DS.

El Louvre, en donde tienen su casa la Monalisa y la Venus de Milo, recibe alrededor de 8.5 millones de visitantes por año. Sin embargo, el dinero que hace el museo es en realidad poco, considerando el mantenimiento de semejante colección de pinturas y esculturas que tiene, por lo que se busca sin duda más utilidades. Solamente el 4% de los visitantes rentan las guías de audio por lo que en un esfuerzo por mejorar esto y obtener un poco más de dinero, el Louvre ahora decidió usar consolas Nintendo 3DS, las cuales prometen mejorar la experiencia de ir al museo gracias a su interfaz táctil y a su fino diseño.

Nintendo ha dado al Louvre unas 5000 consolas, amén de desarrollar contenido específico para ellas, en donde el propio Louvre es el editor de esos contenidos. La información a desplegar estará en 7 idionas y los dispositivos permitirán a los visitantes a hacer itinerarios pre-planeados que vayan con sus intereses, incluso algunos diseñados a aquellos que visitan el museo con niños.

La consola 3DS mostrará en qué parte del museo se encuentra el visitante y dónde están las salas y exhibiciones que se desean ver. No se ha dicho -sin embargo- si habrá alguna manera de hacer contenido en tres dimensiones. Se espera que el Louvre inicie esta experiencia con el Nintendo 3DS en marzo del año que viene. Cabe decir que habrá más tecnología de apoyo, como aplicaciones para los teléfonos y apps en tabletas.

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios